A. Victoria de Andrés Fernández, Universidad de Málaga

¡Por fin buenas noticias! Después de meses de incertidumbre, el optimismo asoma a nuestras vidas en forma de vacunas. Los laboratorios farmacéuticos acaparan la atención del planeta presentándolas como si de topmodels de pasarela se tratasen.

Pero, ¿cuál es la vacuna más conveniente? ¿Hay vacunas mejores que otras? ¿Por qué tienen precios diferentes y requisitos de conservación distintos? ¿Dosis únicas o múltiples?

Responderemos mejor a estas preguntas si entendemos qué es una vacuna y en qué se diferencian unas de otras.

Publicidad

¿Qué es una vacuna?

Según la OMS, se denomina vacuna a cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos.

La inmunidad se adquiere tras una infección. Por eso, las vacunas (pinchadas o inhaladas) deben engañar a nuestro cuerpo simulando una infección por el microorganismo patógeno (virus o bacteria) frente al que persiguen inmunizarnos y poniendo al sistema defensivo en alerta. Así, cuando realmente contactemos con los microorganismos indeseados, nuestras células plasmáticas (linfocitos B) habrán producido anticuerpos que los estarán esperando, los neutralizarán específicamente y evitarán que enfermemos.

Como la ciencia ha desarrollado varias estrategias para aparentar una infección, hay diferentes tipos de vacunas.

Para gustos, vacunas

Las vacunas mencionadas son las que se encuentran en fase más avanzada de ensayo clínico (fase III) o han solicitado ya su aprobación a la EMA (Agencia Europea del Medicamento), aunque están en desarrollo muchas más, alguna de ellas españolas.

Toda vacuna que se comercialice en Europa ha de cumplir los requisitos de la EMA. No es momento para presiones políticas ni, mucho menos, económicas. El rigor que caracteriza el trabajo de esta agencia debe ser, ahora más que nunca, su único modus operandi. En sus manos está la enorme responsabilidad de garantizar la seguridad de todos los europeos en la crisis sanitaria más importante de su historia.

A. Victoria de Andrés Fernández, Profesora Titular en el Departamento de Biología Animal, Universidad de Málaga

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.