Por Martha Belén Ortiz C.*
Nutricionista clínica/chef en gastronomía nutricional

En honor al día mundial de la Diabetes, conmemorado cada 14 de noviembre, como educadora y pionera de talleres de gastronomía nutricional en diabetes quiero tratar este tema de cómo lograr rangos normales de glucosa en sangre y evitar esta frecuente alteración nutricional en las personas que lo padecen. En el Ecuador es parte de las diez principales causas de muerte, ocupando los primeros puestos tanto en hombre como mujeres. Como especialista en el manejo nutricional de personas con diabetes, ya sea tipo 1-2 o gestacional (en el embarazo), siempre los motivaré a evitar esta patología desde la prevención que abarca mejorar sus decisiones alimentarias diarias, es decir, lo que ingieren cada día es lo que suma al aparecimiento de la misma, ya sea que tengan o no antecedentes familiares que la presenten.

Se sabe que la diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica (de larga data, cuyos síntomas incluso pasan desapercibidos por muchos, entre ellos el volumen de orina excesivo-poliruria, sed exagerada-polidipsia y aumento anormal por comer-polifagia) sobre la que pueden existir, una vez presente, varias complicaciones agudas o crónicas, y entre ellas descompensaciones metabólicas puntuales en el día a día y que nos indica a la comunidad científica un grave riesgo para la salud del paciente que las padece.

Dentro de las complicaciones agudas (cuyo aparecimiento es precoz) tenemos a las hipoglucemias o hiperglucémicas, que pueden agravarse presentándose con el cuadro clínico de cetoacidosis diabética o estado hiperglucémico hiperosmolar, y que debe ser tratado de emergencia en una casa de salud. En el caso de la hipoglucemia (glucosa por debajo de 70mg/dl en sangre) constituye la complicación más frecuentemente asociada al tratamiento farmacológico que reciben a diario. Cualquier persona con tratamiento oral o dosis de insulina puede estar expuesto al riesgo de caer en una hipoglucemia; ocurre con mayor frecuencia en pacientes que usan insulina.

Publicidad

Por otra parte, la hiperglucemia es resultante del déficit absoluto o relativo de insulina y no produce síntomas hasta que su concentración es muy elevada, generalmente superior a 300 mg/dl. Sin embargo les recuerdo que la meta de glucosa o azúcar en sangre en el paciente con DM2 (de mayor prevalencia en la población adulta) es de máximo 130 mg/dl en ayunas y no más de 180mg/dl después de haber comido, valor en que se considera controlada; por encima del mismo el paciente se encuentra en hiperglucemia.

Existen factores específicos que contribuyen también a que se alteren los niveles: la elección de alimentos, el sedentarismo, olvidar o simplemente no tomar los medicamentos suficientes para bajar la glucosa. Dado que se trata de complicaciones reversibles y prevenibles cuando se tratan a tiempo, es clave realizar un monitoreo continuo y un tratamiento interdisciplinario adecuado, en donde aborde el médico especialista en medicina interna o endocrinología y el nutricionista.

Se recomienda hacer 5 tiempos de comida y hasta 6 tiempos en personas que se administran insulina para evitar hipoglucemias. Las porciones dependerán del requerimiento energético que necesite de acuerdo a su estado nutricional actual y si al momento de iniciar está o no controlado metabólicamente. También las grasas saludables que añada a sus platos y las proteínas magras libres de grasa (hueso- piel) apoyan a que no exista elevación de azúcar en sangre. Podemos agregar una porción de aguacate, semillas, frutos secos o aceite de oliva.

Receta de brownies sin azúcar
El plato saludable bajo la metodología My plate es una estrategia de educación alimentaria eficaz en los pacientes con diabetes. Divida el plato en tres partes: la mitad del plato de ensaladas frescas, ¼ parte del plato con un carbohidrato complejo (granos: garbanzos, lentejas, arvejas; tubérculos: camote, yuca o vegetales con almidón como el plátano/ cereales integrales como arroz y quinua), ¼ parte debe ser proteína animal o vegetal. Carnes blancas, rojas y mariscos. Evite embutidos y frituras.

Ingredientes

  • 1 tz de harina de almendras
  • 1/2 tz de chocolate en polvo sin azúcar
  • 1 huevo entero
  • 1/2 tz. de leche descremada
  • 1/4 tz. de aceite de oliva
  • 1 cdta de polvo de hornear
  • Canela en polvo
  • Stevia líquida (25 gotas)

Procedimiento
-Precaliente el horno a 180 grados, luego mezcle todos los sólidos: harina de almendra, chocolate en polvo, canela y el polvo de hornear. Licúe el huevo, la leche y el aceite e integre los ingredientes líquidos con los sólidos hasta que quede una mezcla homogénea. Coloque en un molde cuadrado previamente engrasado, tipo pírex, y ponga al horno por 40 minutos a 200 grados. (Si desea puede ponerle trocitos de nueces o nibs de cacao). (I)

*Miembro de la Asociación de Nutricionistas del Guayas. IG: @mbonutricion. Telf. 098-460 6790. marthabelenortizc .nutricionista@gmail.com