Hace más de siete años se conoció la historia de Jadin Bell, un adolescente que fue intensamente acosado tanto en persona como en redes sociales debido a su homosexualidad. Solo tenía 15 años cuando se destacaba como miembro del equipo de animadores de La Grande High School (Oregon, EE. UU.), donde también estudiaba, pero fue tanto el hostigamiento que sufrió que eligió suicidarse en 2013. Su muerte se difundió a nivel mundial permitiendo que el tema del acoso escolar sea discutido ampliamente debido al efecto que tiene sobre los jóvenes. Joe, su papá, declaró que a su hijo “le dolía mucho. No solo hubo bullying en la escuela. También hubo otros problemas, pero en última instancia todo se debió a la intimidación, por no ser aceptado, por ser homosexual”.

Los actores Reid Miller y Mark Wahlberg en el filme que explora el acoso homofóbico.

Luego de la decisión de Jadin, Joe Bell decidió embarcarse en una caminata por todo Estados Unidos dedicada a su hijo para difundir la conciencia sobre lo que lo mató. Para esto, Bell renunció a su trabajo y ayudó a crear una fundación contra el acoso escolar y evitar el acoso en las escuelas de los Estados Unidos. “No hacer nada no es aceptable. Los que miran y no hacen nada son igual de culpables. Piensan que es aceptable”, dijo cuando emprendió su aventura a pie. Pero Joe no cumpliría su propósito, algo sucedió en el camino.

Los verdaderos Joe Bell y su hijo Jadin.

Luego de siete años y medio de la desaparición de Jadin, los mismos guionistas oscarizados de Secreto en la montaña (Brokeback Mountain), Diana Ossana y Larry McMurtry, exploran la problemática en Good Joe Bell, dirigido por Reinaldo Marcus Green, su segundo filme luego de Monsters and Men (2018). Ambos escritores relatan el viaje de Joe y los últimos días de su hijo a través de una historia sobre los efectos del dolor a largo plazo y el pesar. Pero básicamente se centra en la dificultad de ser un padre que desea lo mejor para su hijo sin saber cómo proporcionarlo.

Joe Bell cuando empezó su larga caminata por Estados Unidos.

La película está protagonizada por Mark Wahlberg (Joe), quien retrata a un padre de la vieja escuela y progresista, es el tipo de padre que le permite a su hijo formar parte del equipo de porristas siempre y cuando lo practique en privado. En su papel, Wahlberg deja en claro que, como padre, lucha por comprender o aceptar por completo la sexualidad de su hijo Jadin (interpretado por Reid Miller).

“Cuando se trata del personaje de Mark, hay momentos en la película en los que piensas que está siendo un tipo realmente agradable y luego rápidamente te muestra otro lado de sí mismo. Eso fue parte de la atracción de Mark por el papel, que Joe no es un ser humano perfecto, que tiene lecciones que aprender a lo largo de la película. Esa es parte de la pregunta que hace la película: ¿qué papel estamos jugando en este tipo de historias? ¿Somos aliados o nos mantenemos al margen? ¿Somos cómplices o estamos adoptando una postura? Nos estamos haciendo cada una de estas preguntas, como cultura, en este momento y traté de plantearlas en la película. El personaje de Mark es el recipiente ideal para hacer eso, porque aquí hay un tipo que piensa que está haciendo lo correcto. Joe vive en una pequeña ciudad y está haciendo todo lo que tiene que hacer para proteger a su hijo. Pero luego su hijo está ahí para recordarle que puede haber otra opción”, dijo Green a Variety.

Reinaldo Marcus Green, cineasta.

Casi todos los medios de comunicación en Estados Unidos se hicieron eco de lo que pasó con Jadin. Los principales titulares se referían a los niños que siguen siendo marginados y acosados ​​implacablemente en lugares de toda la unión americana.

Que Joe sea interpretado por Wahlberg le da a la película una curiosa dimensión adicional. En su larga carrera como actor pensamos en él y lo que se viene a la mente son sus papeles llenos de acción y explosiones; otros papeles más cercanos a historias reales son Lone Survivor, Patriots Day, Deepwater Horizon y en Goog Joe Bell encarna a un hombre comprometido con lo que considera su nuevo propósito, empujado gracias a las palabras de su hijo que lo alienta a no parar. En la cinta, Joe es un personaje complicado, brusco, de mal genio, egoísta y que se basa en una idea regresiva de lo que un hombre debería o no debería ser. Y Wahlberg logra transmitir eso. (A. C. J.)