Queridos lectores, sabemos que las familias están viviendo una época difícil, tenemos a una gran mayoría de adultos en crisis económica por la falta de trabajo, a los niños y jóvenes en casa con las clases online y extrañando a sus compañeros, a muchas parejas en conflicto, los adultos mayores confiscados en el hogar, los más afortunados protegidos por sus hijos, otros apoyados en la tecnología y muchos en soledad.

Se nos presenta un panorama incierto y esto se proyecta en la familia, tengo testimonios de pacientes que han vivido fuertes conflictos de pareja que han desembocado en violencia doméstica, sin haber tenido episodios de este tipo jamás. Hoy más que nunca es importante y necesario que se promueva el respeto dentro de la familia, ya que es donde comienza la formación tanto individual como social del ser humano.

La dinámica familiar debe garantizar que se aprenda a valorar el respeto como base en las relaciones, sean de padres a hijos, de pareja o inclusive comerciales.

A continuación se describen las características principales que denotan la presencia del respeto en la relación familiar:

Publicidad

  • Estructura y comunicación abierta. Se refiere a que en la familia exista una estructura que garantice estabilidad emocional, en la que los miembros encuentren seguridad y normas claras, esto nos permitirá desarrollar un comportamiento adecuado.
  • Confianza. La confianza es fundamental para poder expresarse con respeto, con relación a sí mismo y a otros. Si está presente este nivel de seguridad entre los miembros del grupo familiar, entonces existe la certeza de que se puede contar con el otro.

Señales de falta de respeto en la familia:

Es necesario generar y fomentar un ámbito de respeto, como integrante de una pareja o de una familia hay que comunicarse con respeto, no hay razón ni circunstancia que justifique un maltrato físico o psicológico.

Recordemos que el respeto también significa saber aceptar las diferencias; ser tolerante frente a lo que no nos gusta y expresar lo que deseamos. (O)