El Omega 3 es un nutriente importante dentro de cualquier dieta, por ser un ácido graso esencial que el cuerpo no puede producir por sí solo.

Probablemente hayas escuchado de él por sus propiedades para el buen funcionamiento del corazón, del cerebro, de la vista y la piel, pero sus bondades van más allá de estos beneficios, y están relacionadas con la amplia variedad de omegas 3 que existen. Entonces, ¿Qué otras ventajas podrían aportarnos el consumo de omega 3?

Existen varias clases de omega 3, entre ellos el ácido alfa linolénico (ALA), que es bastante común en los alimentos de origen vegetal, o el ácido eicosapentanóico (EPA) y docosahexanoico (DHA). Este último es un componente indispensable de las membranas celulares de nuestro organismo para su correcto funcionamiento, especialmente para el cerebro y la retina.

9 recomendaciones para proteger la salud de tu hígado

Publicidad

El omega 3 para la prevención y tratamiento de enfermedades

El omega 3 nos puede ayudarnos también en el cuidado ante algunas enfermedades como la artritis reumatoidea, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, lupus, además, disminuye significativamente el riesgo de padecer aterosclerosis, trombosis y otros problemas vasculares.

Del mismo modo, todos los ácidos grasos omega 3 reducen el colesterol malo o LDL y tienen un efecto antiinflamatorio gracias a que son grasas poliinsaturadas. Esto es, por tanto, beneficioso para la prevención de diferentes enfermedades y para un adecuado rendimiento físico.

Entre las propiedades del omega 3 destacan sus efectos antiinflamatorios y autoinmunes. Esto podría ser de gran ayuda para reducir el riesgo de padecer cierto tipo de enfermedades, así como favorecer el tratamiento de aquellas con procesos inflamatorios como el cáncer, problemas cardiovasculares o frenar el propio envejecimiento.

¿Cómo consumir omega 3?

Hay que tener en cuenta que al ser un tipo de grasas que no produce nuestro cuerpo, si queremos unos niveles adecuados debemos recurrir a la alimentación y a la nutrición para conseguirlo. Las recomendaciones actuales sugieren un consumo entre el 0,1 y el 1% del aporte energético diario. Sin embargo, dependerá de cada persona los miligramos diarios que necesita de este tipo de grasas.

¿Por qué las semillas son buenas para la salud?

Para quienes no son amantes del pescado, hay buenas noticias, este nutriente también puede ser encontrado en fuentes vegetales como los frutos secos, semillas y algunos aceites vegetales como el de canola o nuez. Claro, aquí será necesario ingerir mayores cantidades de alimentos para alcanzar la dosis de omega 3 deseada, por ejemplo:

  • Semillas de lino o chía.
  • Frutos secos como el cacahuete y la crema de cacahuete.
  • Aguacate.
  • Aceite de oliva y de linaza
  • Aceite de soja, canola o nuez.

7 frutas que puedes comer con cáscara y cómo hacerlo

Dosis recomendada

La cantidad de omega 3 que se puede consumir diariamente varía según la edad y otros factores. De acuerdo con el portal web El Español, las dosis sugeridas son:

  • Bebés de 0 a 12 meses: 500 mg.
  • Niños de 1 a 3 años: 700 mg.
  • Niños de 4 a 8 años: 900 mg.
  • Varones de 9 a 13 años: 1200 mg.
  • Niñas de 9 a 13 años: 1000 mg.
  • Hombres adultos y ancianos: 1600 mg.
  • Mujeres adultas y ancianas: 1100 mg.
  • Embarazadas y lactancia: 1300-1400 mg.