"No hay nada mejor como hacer ejercicio en la mañana". Tal vez has escuchado esta frase muy a menudo, pero ¿qué tan beneficioso es el ejercicio en la noche?

Al respecto hay estudios que aseguran que el ejercicio en ese momento del día representa beneficios para conciliar un sueño reparador, por ejemplo.

En 2018, se publicó un estudio suizo en el que se detalla que los participantes que realizaron actividad física por la noche, incluso 30 minutos antes de dormirse, pasaban el 21,1 % de su tiempo dormidos en la fase de sueño profundo, en comparación con el 19,9 % de aquellos que no realizaron deporte, según el portal Diario Las Américas.

"Aunque la diferencia es pequeña, consideramos que es estadísticamente significativa, porque las fases de sueño profundo son especialmente importantes para la recuperación física", argumentaron los investigadores del Instituto de Ciencias del Movimiento Humano y Deporte de Zurich (Suiza), quienes reconocieron que han observado que el entrenamiento vigoroso sí que puede perjudicar la calidad del sueño.

Por otro lado, el doctor Leonardo Biolatto recalca en el artículo Hacer ejercicio antes de dormir: ¿es recomendable? que el ejercicio físico es beneficioso a cualquier hora del día, ya que ayuda al organismo "a descargar energía física, a la vez que reduce la ansiedad y el estrés sufrido a diario por cuestiones personales, familiares y laborales".

"Infinidad de personas padecen trastornos del sueño causados por el estrés. Sin embargo, la tensión acumulada puede reducirse con la realización de actividad física. Esto nos ayudará a estar más relajados, mejorando la inducción del descanso llegada la hora nocturna (...) Por todo ello, el ejercicio físico aumenta la esperanza de vida y reduce los trastornos de insomnio. Además, si creamos una rutina deportiva que respete horarios y frecuencias diarias, regularemos con mayor efectividad el ciclo sueño-vigilia", explica Biolatto, graduado en Medicina por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) y máster en Promoción de la Salud y Desarrollo Social.

No obstante, un estudio reciente de la Universidad de Copenhague ha descubierto que el efecto del ejercicio puede diferir según el momento del día en que se lo realice.

Los investigadores han calculado unos efectos en las células musculares y los metabolitos (cualquier sustancia producida durante el metabolismo). Los resultados son mucho más fuertes en ambas áreas después del ejercicio de la mañana, se reseña en la publicación del portal especializado en salud Infosalus. (I)