El gobierno de Nueva Zelanda emprendió una curiosa campaña para mantener a los niños seguros en línea. La misma presenta a dos actores porno que llegan a una casa familiar y le cuentan a una madre lo que ha estado haciendo su hijo en la red.

La serie de anuncios Keep It Real Online aborda la intimidación en línea, el contenido inapropiado y la pornografía, detalla el portal Stuff. Esta campaña pretende alentar a los padres a hablar con los niños y hacerles saber que el porno no refleja la realidad, así como hablar sobre el consentimiento sexual y el respeto dentro de una relación.

En el anuncio, Sue y Derek aparecen desnudos en la puerta de la vividenda y le piden a Sandra, una madre de familia interpretada por la comediante neozelandesa Justine Smith, que hable con su hijo Matty porque este los ''acaba de buscar en línea". La pareja porno le dice a la sorprendida mujer que su pequeño los mira en línea con frecuencia, "en su computadora portátil, iPad, Playstation, su celular, proyector de televisión inteligente".

Sue luego le dice a Sandra: "Por lo general, actuamos para adultos, pero su hijo es solo un niño, quizás no sepa realmente cómo funcionan las relaciones. Ni siquiera hablamos sobre el consentimiento, ¿verdad? Simplemente lo hacemos". "Y nunca actuaría así en la vida real", agrega Derek.

En un momento del video se observa que el pequeño Matty aparece con su computadora portátil y, con los ojos muy abiertos y aturdido, deja caer su plato de comida. "Está bien, Matty, parece que es hora de hablar sobre la diferencia de lo que ves en línea y las relaciones de la vida real", le dice su madre.

El sitio web Keep It Real Online también ofrece a los padres algunas herramientas y consejos adicionales sobre cómo comenzar conversaciones con sus hijos sobre asuntos sensibles en línea. (I)