Debido a la cuarentena por el coronavirus, muchos se enfrentan al reto de hacer diversas actividades en casa. A más de cumplir con las tareas que demanda el trabajo, también deben organizarse con los niños y mantener en orden el hogar.

Dedicar un tiempo a todo ello puede convertirse en algo complicado, sin embargo, hay algunas estrategias que pueden aplicarse para gestionar mejor estas actividades.

Identifica tus prioridades

Quizás resulte difícil ser tan productivo como en la oficina, por lo que debes determinar qué tareas necesitas principalmente concluir al terminar el día y cuál es el mejor mecanismo para hacerlo, señala un artículo publicado en CNN.

Por ejemplo, si requieres de un silencio total para desarrollar ciertas tareas, identifica el espacio y el momento ideal en el que puedas tener este ambiente.

Publicidad

Laura Vanderkam, autora de Off the Clock: Feel Less Busy While Getting More Done (Fuera del reloj: Siéntase menos ocupado mientras realiza más tareas), señala que por ejemplo ella se dedica a grabar sus podcast en la mañana antes de que se despierten sus hijos.

“Es el único momento en que hay silencio”, dijo. “No hago cosas como limpiar mi bandeja de entrada del correo electrónico en ese momento porque sería desperdiciar el tiempo. Puedo eliminar los correos cuando mis hijos me piden que los ayude a solucionar algo de sus clases por Zoom para la escuela, pero no puedo grabar durante ese tiempo”.

Un método para desarrollar esto es crear cuatro categorías para administrar mejor las prioridades, como lo señala Ellen Faye, instructora de productividad y liderazgo. Por ejemplo: crítico (debe hacerse hoy), importante (debe terminarse en los próximos días), pronto (no es crítico, pero debe realizarse pronto), y después (las tareas menos importantes).

Para ubicar cada tarea en estas categorías, plantea que se hagan las siguientes preguntas: ¿Me voy a decepcionar a mí mismo u a otra persona si no logro hacer esto? ¿Perderé una fecha límite o me costará dinero?.

Publicidad

Otro consejo que añade es que reconozcas los horarios en los que eres más productivo y realices las tareas más importantes en este lapso.

Varias tareas a la vez estratégicamente

Aunque ser multitareas (“multitasking” en inglés) es la mayoría de veces poco recomendable, puede servirte en las condiciones actuales.

Definitivamente realizar dos actividades complejas a la vez no es lo ideal, sin embargo, sí hay tareas que podrías combinar, por ejemplo, escuchar un videoconferencia mientras doblas la ropa, recomienda Faye.

Distribuye las tareas por su tipo

Kathryn McKinnon, experta en gestión del tiempo, afirma que es más fácil y somos más productivos cuando desarrollamos varias tareas consecutivas si son del mismo tipo.

Publicidad

“Tu mente trabaja de manera más eficiente cuando haces varias tareas del mismo tipo una después de otra en lugar de cambiar”, explicó McKinnon.

Por ejemplo, si debemos hacer varias llamadas telefónicas o realizar informes. Lo mejor será agrupar las tareas de la misma naturaleza para realizarlas en el mismo período.

Tiempo completo para los niños

Cuando los niños están inquietos por algún motivo y tratan de interactuar contigo insistentemente, es muy complejo llegar a concentrase o dedicarse a trabajar, por lo que lo mejor es dedicarles por completo un espacio y luego de eso volver a tus otras tareas.

“Ellos molestarán toda la mañana para jugar Candy Land. Si muerdes la bala y juegas, puedes comprarte un poco de paz por un tiempo”, dijo Vanderkam. “A menudo, no se necesita tanta atención para hacerlos felices por un tiempo”, agregó.

Publicidad

También es posible que si temprano tienen varias actividades luego se sientan agotados o menos inquietos, así te dejarán más tiempo para laborar.

Delegar no está mal

Si hay otros miembros de tu familia en el hogar, podrías revisar tu lista de tareas pendientes y pedir ayuda a alguien más con estos. Hay tareas familiares en las que otros pueden también colaborar.

McKinnon apunta que es preciso dejar de pensar que todo debes hacerlo tú.

El descanso no debe dejarse de lado

Quizás haya muchas tareas que no logres completar, porque definitivamente han aumentado los pendientes y las horas del día siguen siendo las mismas.

Pese a ello, no puedes dejar de tomarte un descanso o un tiempo para ti, ya sea viendo lo que más te guste, hablando con un amigo, leyendo algo o simplemente pasando un tiempo a solas. “No tendrás éxito en hacer nada si no te enfocas un poco en ti mismo”, advirtió McKinnon.

"Si no te cuidas, no serás bueno para nadie más”, añade, y asegura que debes enfocarte en dormir y comer bien, así como también tratar de tener bienestar físico, espiritual y mental. (I)