El dolor neuropático es una dolencia física que se produce por un daño total o parcial en el sistema nervioso y puede tener síntomas muy dispares, desde una sensibilidad táctil extrema, hasta dificultad y dolor en músculos y articulaciones al realizar algún movimiento determinado o incluso estando en reposo.

La neuropatía es un término general para las condiciones que se desarrollan como resultado del daño nervioso. Una de las formas más comunes de neuropatía es la neuropatía periférica diabética, que ocurre en hasta el 50% de las personas con diabetes.

La neuropatía periférica generalmente afecta la mano y los pies de una persona. Puede causar dolor, hormigueo y entumecimiento. Otros tipos de neuropatía también pueden desarrollarse en personas con diabetes.

Algunas otras causas comunes de dolor neuropático incluyen: alcoholismo, amputación, quimioterapia, problemas del nervio facial, infección por VIH, mieloma múltiple, esclerosis múltiple, compresión de nervios o médula espinal por discos herniados o por artritis en la columna vertebral, herpes, cirugía de columna, sífilis, problemas tiroideos.

Publicidad

Investigaciones sugieren que algunos aceites esenciales, que contienen extractos vegetales concentrados, pueden ayudar a reducir el dolor resultante de la inflamación y el daño nervioso. Sin embargo, gran parte de la investigación disponible proviene de modelos animales y estudios de casos individuales, detalla el portal Medical News Today.

Dolor lumbar

Un estudio de 2014 comparó la efectividad del masaje sueco con aceite de jengibre aromático con el masaje tradicional tailandés en 140 adultos mayores que tenían dolor lumbar crónico. Aunque ambos tratamientos mejoraron los síntomas, el masaje sueco con aceite de jengibre aromático fue más efectivo que el masaje tailandés para reducir el dolor y la discapacidad.

El aceite de jengibre contiene un compuesto llamado zingibain, que posee potentes propiedades antiinflamatorias. Zingibain, por lo tanto, puede ayudar a reducir el dolor neuropático que resulta de afecciones inflamatorias. Sin embargo, los investigadores aún no han investigado el uso de aceite de jengibre para el tratamiento específico del dolor neuropático.

Inflamación

El borneol, un compuesto en los aceites esenciales de manzanilla y lavanda, puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación relacionados con la neuropatía. Un estudio de 2015 encontró que el borneol redujo la sensibilidad al dolor en ratones con dolor neuropático.

Publicidad

Neuralgia

El aceite esencial de menta relaja los músculos, controla los espasmos musculares y actúa como analgésico. Los investigadores en un estudio de 2002 encontraron que el aceite tópico de menta ayudó a una mujer de 76 años de edad a tratar la neuralgia.

La paciente había sido resistente a otras terapias estándar, pero observó un alivio casi inmediato del dolor después de aplicar aceite tópico de menta. Este alivio duró de cuatro a seis horas después de la aplicación.

Calmante

La lavanda es conocida por mejorar el sueño y actuar como un analgésico, indica el portal Life Health Doctor. En un estudio de 2014, se descubrió que la lavanda tiene un efecto calmante y relajante en los animales de laboratorio. Los investigadores confirmaron que el extracto de la planta de lavanda produce un efecto anticonvulsivo y antiespasmo.

Indicaciones

Es aconsejable comprar solo aceites esenciales de fabricantes acreditados y seguir cuidadosamente las instrucciones. La aromaterapia implica el uso de aceite esencial, ya sea en un difusor o en un masaje. Por lo general los fabricantes brindan instrucciones sobre la dilución y el uso seguro. Si sufre de reacciones alérgicas o irritaciones en la piel lo mejor es realizar una prueba con el aceite antes de usarlo. (I)