Cuando una persona está en proceso de rebajar de peso, la reducción de la grasa abdominal es una de las metas. Se tiene que recordar que antes de probar cualquier tratamiento ya sea natural o medicinal se debe consultar a un médico que dé el visto bueno al procedimiento. No se tiene que confundir tener una vida saludable a castigarse con las comidas.

Adoptar un estilo de vida sano implica aprender a tomar decisiones positivas que vayan de acuerdo a las actividades del individuo. Lo más importante es que no hay que privarse de la comida, esto puede provocar que el cuerpo reaccione de forma negativa. Además es un proceso que toma tiempo, si uno demora en reducir medidas y peso no hay problema, cada metabolismo responde a manera diferente.

Existen muchas formas naturales de reducir la grasa abdominal como frutas, verduras o sopas. En este caso las bebidas calientes pueden ser de mucha ayuda, en especial el té. Este líquido, además de beneficiar al cuerpo puede ser un perfecto quemador de grasas, ahora te mostramos los diferentes tipos de tés que se pueden usar como reductores de grasa.

Limón

El limón es una fruta rica en vitamina C además de grandes cantidades de fibra soluble, ácidos y flavonoides. Este té en específico es usado desde tiempo milenarios; en la antigua China se usaba en la medicina tradicional asiática. Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN) el té de limón funciona como un depurante natural y ayuda a mantener un nivel de alcalinidad en la sangre.

Publicidad

Ingredientes

  • 2 limones (pelarlos y separar el zumo)
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Calentar el litro de agua a fuego lento
  • colocar la cáscara de los 2 limones dentro del agua caliente
  • dejar que hierva durante 15 minutos y después retirar las cáscaras
  • Cuando se apague el agua se agrega el zumo de limón extraído
  • revolver bien y endulzar con stevia o miel.

Miel de abeja

La miel de abeja cruda o pura está compuesta de enzimas, vitaminas y minerales que protegen a nuestro organismo de las bacterias. Es un alimento natural que además de beneficiar durante las dietas es usado como remedio. Los nutricionistas recomiendan que si se usa el té de miel de abeja durante las dietas se tiene que reducir la ingesta de azúcar y grasas trans, ya que la miel tiene más calorías que el azúcar, su porcentaje equivale a 21 cucharaditas de azúcar.

Se la tiene que consumir con moderación, en sí la miel de abeja no adelgaza, pero según varios estudios, tiene la capacidad de regular y reducir la glucosa, así como el colesterol. Esto, junto a una dieta equilibrada y algo de deporte, puede ayudar a la reducción de peso. Existen diferentes infusiones con miel de abeja pero hasta ahora la más recomendada para bajar de peso es el té de canela con miel de abeja; es preferible tomar una taza de este té en ayunas.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de miel de abeja (100 gramos)
  • 1 ramita de canela
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Calentar el agua
  • cuando llegue el punto de ebullición se coloca la ramita de canela
  • dejar a fuego lento el agua por unos 10 minutos
  • Cuando el agua se enfríe agregar las 4 cucharadas de miel de abeja

Jengibre

Este tipo de té estimula la producción de jugos gástricos lo que reduce las molestias de la indigestión, favorece la absorción de nutrientes y elimina los líquidos retenidos por el cuerpo. El jengibre es una raíz que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que es perfecta para la pérdida de peso. Un estudio comprobó que tomar té de jengibre segrega un químico en el cerebro que se relaciona con la serotonina, lo que ayuda a controlar la ansiedad.

Además es un poderoso diurético, puede acelerar el metabolismo y es un alimento termogénico, es decir es quemador de grasas; tomar té de jengibre todos los días ayuda a perder peso; se puede llegar a perder hasta 4 libras por semana siempre y cuando la persona haga ejercicio por lo menos 4 veces a la semana. Para potencializar el efecto del tubérculo se puede incrementar la ingesta de vegetales, carnes blancas y frutos secos.

Ingredientes

  • 2 cm de jengibre fresco
  • 200 ml de agua

Preparación

  • Colocar el jengibre y el agua en una olla
  • calentar en agua entre 8 a 10 minutos
  • cuando pase el tiempo se tiene que apagar el fuego y tapar la olla
  • Cernir el líquido en un vaso cuando esté tibio

Canela

La canela es muy conocida por regular la glucosa en la sangre, su sabor y olor únicos los hacen aliados en la preparación de postres. Es una especia muy recomendada para los diabéticos ya que beneficia al funcionamiento del páncreas lo que nos brinda mucha más energía por la insulina generada. Según la FEN la canela es una fuente de proteínas, hierro, calcio, zinc, potasio, selenio, vitaminas B6, C, fenoles y aldehídos. Por lo tanto, la canela es una especia con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Debido a que la canela reduce los niveles de azúcar en la sangre, la insulina por ende se reduce y no hay almacenamiento de grasas, se puede tomar 2 tazas. Además también reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en el cuerpo. La canela combinada con la miel de abeja y el limón es muy usada durante las dietas.

Ingredientes

  • 2 ramas de canela
  • 1 cucharadita de miel (opcional)
  • 1 taza de agua

Preparación

  • Hervir en una olla la taza de agua
  • cuando esté caliente colocar la canela y dejar por 2 minutos
  • apagar el fuego y dejar reposar por 5 minutos
  • al servir separar las ramas

Té reductor de grasas

Ingredientes

  • jengibre fresco
  • jugo de medio limón
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de miel de abeja

Preparación

  • Calentar la taza de agua
  • cuando llegue al punto de ebullición colocar todos los ingredientes exceptuando la miel
  • dejar cocinar por 10 minutos y luego que repose durante unos 5 más a fuego lento
  • cernir y servir cuando esté tibio
  • Tomarlo junto a la merienda

Siempre se tiene que saber que los beneficios de té deben ser acompañados de una dieta con moderación y previa consulta a un especialista en nutrición. Es importante realizar ejercicios a diario, comer bien y tomar mucha agua para tener un cuerpo sano. Combinar té con una dieta sana puede tener resultados muy positivos. (I)