Tal como les suele pasar a muchos a los 40, cuando los hombres que están por llegar a los 50 años se sienten agobiados o les causa malestar el hecho de cumplir este número de años. Esto no es algo exclusivo de pocos, muchos hombres se sienten de esta manera.

Esta suele estar acompañada por síntomas psicológicos que le quitan bienestar a la persona, entre estos están la depresión, alteraciones emocionales, irritabilidad e incluso una disminución de la autoestima.

Otros comportamientos

Todas estas afectaciones psicológicas llevan muchas veces a los hombres a caer en comportamientos, que de seguro muchos los hemos visto en familiares o amigos. A esta edad, ciertos hombres deciden cambiar su apariencia física, empezar a ejercitarse, cambiar de ropa e incluso a tener relaciones amorosas fuera del matrimonio.

Todo esto porque la mayoría cree que al llegar a los 50 dejarán de ser los mismos que antes, piensan que pierden su atractivo físico, su masculinidad, su valor como hombres y tratan de evitar todo esto de cualquier forma.

Publicidad

Este concepto distorsionado sobre la edad que poseen muchos hombres se desarrolla en la sociedad y se instala en sus mentes cuando otras personas hacen comentarios o bromas sobre lo que significa llegar a los 50.

Falsas creencias

Es cierto que con el paso de los años las personas cambian físicamente. La llegada de las arrugas, de la calvicie o las canas, el aumento de algunas tallas, entre otros detalles, pueden preocupar a una persona, pero se debe ser consciente de que ninguno de estos elementos incide significativamente en la felicidad, que se basa realmente en cómo somos o estamos por dentro.

Además, los hombres a los 50 aún realizan casi todas (o todas) las actividades a las que están acostumbrados, así que tampoco es que es un cambio radical de vida. Quizás es solo una nueva etapa con otras oportunidades y experiencias por descubrir.

Madurez plena

Nada mejor que sentirse bien por dentro y esto solo se consigue con experiencias y aprendizajes que te da la vida con el paso de los años. Por ello, la etapa de los 50 es un gran momento en el que un hombre puede sentirse a gusto en muchos ámbitos de su vida.

Es cuestión de adaptarse y hallar el lado positivo a cada situación, incluso a la de cumplir un año más de vida. (I)