El vestuario para hombres está evolucionando al mismo ritmo que el de mujeres e igualmente moldea una nueva identidad, la cual se reforzará para la siguiente década del 2000.

Revistas especializadas en estilos y tendencias, como Vogue y GQ, consideran que el armario masculino se redefinirá con cinco prendas estrellas, las cuales se destacan por sus materiales y texturas para nada convencionales, pero que se convertirán en la nueva norma.

Satín en blazers y camisas

Las camisas y trajes de satín, en tonos pasteles, serán las grandes compañeras de la época más cálida del año. Diseños: Balmain, Loewe, Dior.

Para recibir los días más soleados de la temporada, el satín se ha apuntado como el primero de la fila, en especial sobre camisas y chaquetas de sastrería contemporánea.

Publicidad

Es más, son la opción más divertida y vivaz para esta época del año, porque dominan en los tonos pasteles de la paleta cromática.

Pantalón cargo

El caballero dinámico busca comodidad sin perder el estilo. Lo encuentra en la nueva década con pantalones ‘cargo’, es decir, con múltiples bolsillos. Diseños: Dies Van Noten, Louis Vuitton y Fendi.

Es cierto que las nuevas generaciones buscan utilidad en sus prendas. Una pieza de ropa que cumple a gran escala esta necesidad son los pantalones cargo, que básicamente es un pantalón con múltiples bolsillos.

Lo mejor es que este diseño conquistará gran cantidad de textiles, como el cuero, los jeans, hasta las telas más ligeras. Para todos los gustos.

Traje de raya diplomática

Diseños de Giorgio Armani, Alexander McQueen y Saint Laurent.

Las líneas ejecutivas han marcado a varias generaciones. Y también marcarán las nuevas. No es coincidencia que el tema de la sastrería esté experimentando una especie de resurgimiento los últimos años.

Publicidad

“Una vez agotadas todas las experimentaciones posibles con el sportswear (zapatos de caucho, calentador, buzo y tejidos técnicos), las firmas comienzan a replegar y virar hacia conceptos opuestos, esto es, la sastrería y los símbolos clásicos de poder (el traje) ante una nueva recuperación económica”, reconoce el redactor español de moda Javier Girela. La raya diplomática aparecerá en trajes cruzados, blazers fluidos, pantalones anchos o camisas holgadas.

Agárrese: animal print

El ‘animal print’ se refuerza en un look tipo safari urbano. Diseños de: Dries Van Noten, Dolce & Gabbana y Versace.

¿Existe otra textura tan amada y tan odiada al mismo tiempo?

El estampado que imita la piel del leopardo y el tigre se plasmará es más de un accesorio para hombres y mujeres. Sí, es una opción bastante arriesgada, eso no ha cambiado. Pero no deja de ser icónica y eso se fortalece este 2020, sobre todo la idea del ‘safari urbano’.

Camisa con transparencias

En la búsqueda de la elegancia también entran las prendas con transparencias. Diseños de: Saint Laurent, Giorgio Armani y Dries Van Noten.

Ya las hemos visto por ahí. La clásica camisa tiene una nueva identidad, una más vibrante hasta desafiante. Ahora es transparente, sea de tul, organza ¡y hasta de randa!

Será una de las favoritas para crear un look resort, muy de crucero, muy de viajero por el mar. (E)