Jason Momoa tiene los pies sobre la tierra

Con los pies sobre la tierra Con los pies sobre la tierra
Con los pies sobre la tierra
El actor de 39 años apareció en Baywatch y Games of Thrones.
Con los pies sobre la tierra
Aquaman superó a Spiderman: Into de Spiderverse el fin de semana.
30 de Diciembre, 2018
30 Dic 2018

Mejor conocido por Stargate: Atlantis (2004-2009) y por interpretar a Khal Drogo en Game of Thrones (2011-2012), Momoa, de 39 años, está en el negocio de los superhéroes desde el estreno de Justice League en noviembre de 2017 y ahora, con su propia película en solitario: Aquaman.

Este no es el Aquaman que los fanáticos de la tira cómica recuerdan, un rubio apolíneo con una camiseta naranja y pantalones verdes ajustados. Esta versión tiene una melena de cabello castaño claro que enmarca un rostro grueso y curtido, así como una cicatriz en diagonal que le atraviesa la ceja derecha por en medio. No es que a Momoa no le quedara bien el atuendo clásico de Aquaman. “Quiero que sepan que me veo fantástico con mallas verdes ajustadas”, dijo el actor de 1,95 metros de altura, que interpretó por primera vez a Aquaman en Batman v. Superman: Dawn of Justice (2016).

“La vida se aloca un poco más cada día”, expresó Momoa durante una entrevista, “pero intento alejarme de todas las cosas de las redes sociales. No leo nada de eso. Solo dejo entrar en mi vida la verdad, la paz y la actitud zen”.

Momoa creció en Norwalk (Iowa, Estados Unidos) con amor por los cómics, y siempre había querido interpretar a un superhéroe en la pantalla grande. Estuvo encantado cuando el director de Justice League, Zack Snyder, lo llamó para hacer una audición hace varios años… para el papel de Batman. Ese papel lo obtuvo Affleck, pero Momoa le causó una buena impresión a Snyder y se mantuvo en contacto con él.

“Un día estaba en la oficina de Snyder”, recordó Momoa, “y de pronto me dijo: ‘Jason, quiero que interpretes un papel para mí’. Dijo: ‘Aquaman’. Mis primeras palabras fueron: ‘¿Qué dijiste?’”.

“Fue uno de los impactos más grandes de mi vida”, admitió. “Lo que me encanta de Aquaman es que al principio en realidad no lo aceptan en mar ni en tierra, por eso vive en las mareas”, contó Momoa. “Está lastimado cuando lo vemos por primera vez, y es sensible porque no se siente comprendido. Al principio oculta esos sentimientos”.

“Como actor, me encanta que haya tanta tela de donde cortar”, dijo Momoa. “Es como una cebolla que empezamos a descubrir, solo para encontrarnos con que en el interior hay un héroe feroz que en realidad es un osito de peluche”. “Creo que Aquaman se siente más seguro cuando está con todo el equipo”, dijo Momoa. “Se une a la Liga de la Justicia y sabe que es lo más genial que le ha pasado. De pronto, lo aman, lo quieren y se siente parte de algo, y creo que eso es algo que muchos fanáticos y las personas en general anhelan actualmente. Todos queremos ser parte de algo”.

En Aquaman, que se estrenó el pasado 14 de diciembre, Momoa interpreta a Arthur Curry, un tipo enorme al que le encanta el agua y cuya vida se pone de cabeza cuando se entera de que es el heredero del reino submarino de Atlantis. Debe reclamar su derecho de nacimiento a su madre exiliada, la reina Atlanna (Nicole Kidman), y combatir a su hermano malvado Orm (Patrick Wilson) por el liderazgo del reino bajo el mar y, en el proceso, surge como el superhéroe Aquaman.

En una entrevista, el director James Wan dijo que estaba feliz de recorrer ese trayecto con Momoa. “Lo que me encantó de que Jason interpretara el papel es que ves todos los aspectos del superhéroe”, comentó Wan. “Sientes el dolor, pero, como se trata de Jason, también experimentas su lado divertido. Hay pequeños momentos que le salen muy bien en los que se vuelve loco. Además, creo que hemos rascado la superficie de su gran potencial como protagonista romántico”.

Una vida junto al océano

Nacido en Honolulú, Momoa es hijo de Joseph Momoa, un pintor hawaiano, y Coni Lemke, una fotógrafa de Iowa. Su madre lo crio en Iowa, lo llevaba al cine y le enseñó a apreciar el arte. “Me encantaba ir a los multicinemas”, dijo, “pero jamás pensé que me convertiría en actor”.

Después de la preparatoria se mudó a Hawái para estudiar Biología Marina. “Estaba doblando camisetas en una tienda de surf cuando escuché que hacían un llamado porque se necesitaban actores para la serie Baywatch”, dijo. Momoa obtuvo el papel de Jason Ioane y lo interpretó de 1999 a 2001. “De verdad me llegó en bandeja de plata”, admitió. “Después estudié actuación para que me tomaran en serio. Ser actor se trata de estudiar la vida. Me di cuenta de que podría hacer muchas cosas como actor porque podría ser cualquier persona, vivir en cualquier parte e ir a cualquier lugar”.

Consiguió participar en otro fenómeno en 2011 cuando lo eligieron para interpretar al despiadado Khal Drogo en Game of Thrones de HBO. “En realidad creí que iban a elegir a otro actor”, dijo. “Aunque una vocecita en mi interior aún me decía: ‘Nadie me va a arrebatar esto. Este es el papel más genial, y es mío’. Además de mi esposa, la otra cosa que tenía que ser para mí era este papel”.

Momoa tiene, además, su propia productora y, después de estar al frente de un par de cortometrajes, dirigió la película de suspenso Road to Paloma (2014). “Como actor, mi apariencia me limita a ciertas cosas”, explicó, “pero hay distintas historias que quiero contar. Estar en todos estos sets ha sido mi escuela de cine. Siempre observo, siempre hablo con los directores. En cada set siempre me fijo en todo, siempre. Trabajo duro… ¡tengo hijos que alimentar!”.

Ellos son Lola Iolani, de 11 años, y Nakoa-Wolf Manakauapo Namakaeha, de 10, los hijos que Momoa tiene con su esposa, la actriz Lisa Bonet. “Me sentiré muy emotivo, sosteniendo sus manos y explicándoles después que su papá es uno de los primeros superhéroes de raza mixta”, dijo Momoa con los ojos llorosos. (NYT)

Su esposa, Lisa Bonet

La actriz estadounidense es famosa en la industria por su rol como Denise Huxtable en The Cosby Show. Durante el escándalo que provocaron las múltiples denuncias de acoso contra Bill Cosby, Lisa declaró en Twitter: “No tengo que decir ¡te lo dije!”. “Había cierta energía, y esa clase de sombra, esa energía siniestra no puede ocultarse para siempre”.

Junto a su familia. Su mamá, su esposa, la actriz Lisa Bonet y sus dos hijos.

Lisa estuvo casada con el cantante Lenny Kravits con quien tiene una hija (Zoë). Un grupo de amigos en común le presentó a Jason con quien se casó en 2007, después de años de vivir juntos, y residen en Hawái con sus dos hijos.

Jason Momoa tiene los pies sobre la tierra
Show
2018-12-30T00:01:22-05:00
El actor Jason Momoa puede interpretar a Aquaman, el rey del océano, pero sus pasos en la pantalla grande avanzan por terreno firme.
El Universo

Cuéntenos su problema

Envíe sus consultas a El Especialista llenando el siguiente formulario.

Formule su pregunta aquí

Lo más leído