Infarto mató a más ecuatorianos

Infarto mató a más ecuatorianos
Infarto mató a más ecuatorianos
Enfermedades crónicas no transmisibles son las principales asesinas entre la población.
Susana Landívar
7 de Noviembre, 2018
7 Nov 2018

Después de terminar su jornada, el conductor del bus articulado de la Metrovía, Luis Eduardo Álvarez Briones, de 40 años, fue a su casa para descansar.

En la noche comenzó a sentir un leve dolor en medio del pecho que, conforme pasaban los minutos, era más punzante e intenso. Se aplicó un ungüento mentolado y al ver que no desaparecía inigirió Paracetamol.

Diez minutos después el dolor era insoportable y cruzaba hasta su antebrazo. No podía respirar. Nunca imaginó que estaría sufriendo un infarto cardíaco. Solo alcanzó a envolverse en una sábana y salió a la calle a tomar un taxi rumbo al hospital.

“Sentía que me exprimían el corazón. Mi mandíbula empezó a endurecerse y la lengua se me adormeció… sentí que me moría”, recuerda el oriundo de Los Ríos.

El primer electrocardiograma que le hicieron los médicos de la Emergencia del hospital del Seguro Social ‘Dr. Teodoro Maldonado Carbo’ de Guayaquil, confirmó un infarto agudo de miocardio, enfermedad que está en primer lugar en el ranking de la mortalidad en Ecuador, y que en el 2016 segó la vida a 6.513 personas, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud Pública.

Tras varias horas intentando introducirle un catéter para destapar la arteria obstruida por un coágulo sanguíneo y en estado de consciencia, finalmente esta quedó despejada y volvió a fluir la sangre. Era de madrugada cuando Luis Eduardo dejó de sentir el horrendo dolor.

Pero ¿qué provocó este evento cardiovascular a un hombre joven, aparentemente sano, que hacía deporte, no bebía alcohol, ni fumaba? “Mi problema era la alimentación, comía muchas frituras, tomaba bastante gaseosa y nunca consumía fruta”, confesó Álvarez, quien jamás consultó al médico después de recibir los resultados de unos análisis de rutina que le hicieron en su trabajo y, que indicaban que sus niveles de glucosa en sangre bordeaban los 300 mg en ayunas.

“Si comes mal, si no te cuidas te vas a enfermar de obesidad, hipertensión, diabetes, del corazón y esto lleva a los sistemas sanitarios a gastar muchos recursos en algo que es prevenible”, advierte el neurólogo, epidemiólogo y ex ministro de salud, Francisco Andino Rodríguez, quien explica que el aumento de muertes por enfermedades crónicas no transmisibles, se debe a que no se ha conceptualizado el autocuidado y que la salud empieza por lo que comemos.

Los hábitos alimenticios de Luis Eduardo se repiten en muchos hogares ecuatorianos. Según la encuesta Ensanut 2013, la media de consumo diario de frutas y verduras en el país es de 183 gramos, cuando la recomendación mínima que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS) es 400 gramos al día.

Un delicado corazón

La enfermedad isquémica del corazón es la principal causa de defunción en Ecuador en la actualidad, seguida de la diabetes tipo II, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec). De las cerca de 68 mil defunciones registradas en 2016, el 10% ocurrió por infartos cardiacos y el 7% por diabetes. El tercer lugar del ranking de muertes lo ocupa el accidente cerebrovascular (6%).

Según el cardiólogo Fernando Aguirre Palacios, el infarto agudo de miocardio es la punta del iceberg, pero debajo de eso hay hipertensión, tabaquismo, sedentarismo, diabetes, hipercolesterolemia, una población que lucha por sobrevivir, pobreza, falta de educación… Todos, factores de riesgo que inciden directamente en la problemática.

Una publicación del Inec del 2017 reveló que 6 de cada 10 ecuatorianos no hacen ningún deporte y los tres alimentos en los que más gasta el ecuatoriano promedio son el arroz ($ 20 en promedio al mes), pan blanco ($ 13) y bebidas gaseosas ($ 9).

Hace 20 años las cifras eran distintas. En 1997 la principal causa de muerte era la neumonía. Las enfermedades isquémicas se ubicaban en quinto lugar con casi 2 mil defunciones.

En aquella época, la diabetes era poco común y producía menos de 2.000 fallecimientos. En la última década las muertes por diabetes sufrieron crecieron en 51% afectando más a mujeres.

Guayas tiene la mayor tasa de mortalidad por enfermedad isquémica del corazón, con 7 muertes por cada 10.000 habitantes. De cerca la sigue Los Ríos con 6 muertes y Manabí con 5. (F)

Infarto mató a más ecuatorianos
Salud
2018-11-07T00:00:44-05:00
Enfermedades crónicas no transmisibles son las principales asesinas entre la población.
El Universo

Cuéntenos su problema

Envíe sus consultas a El Especialista llenando el siguiente formulario.

Formule su pregunta aquí