Las primeras urbanizaciones de Samborondón, La Puntilla y Entre Ríos surgieron en 1969 en lo que era la antigua hacienda El Tornero, que abarcaba desde el kilómetro cero hasta el seis. Un año después se terminaba la construcción del puente de la Unidad Nacional, permitiendo la conexión entre Guayaquil y Samborondón, un cantón netamente arrocero y ganadero.

Fue en 1980 que se construyó la primera urbanización cerrada: Los Lagos, que marcaría el comienzo de este tipo de conjuntos habitacionales en la zona, según datos del Municipio de Samborondón y esa explosión de desarrollo continúa; ahora son más de 170 urbanizaciones, conjuntos habitacionales y ciudadelas, distribuidos en el área, aumentando significativamente la plusvalía de las propiedades. “Samborondón, cantón aledaño a Guayaquil, y vía a la costa, al oeste de la ciudad, son las zonas de mayor plusvalía en la urbe costeña. Los valores del metro cuadrado en ambos sectores superan el precio promedio de la ciudad”, describe el último informe de Properati en 2020.

Planes habitacionales en Guayaquil, oportunidad de tener un patrimonio

De acuerdo a las empresas inmobiliarias, la vía a Samborondón tiene una de las mayores plusvalías del país gracias a su ubicación al junto al río, al desarrollo de nuevos proyectos en el sector de la empresa privada, a la gran ayuda del Municipio de Samborondón para viabilizar estos proyectos, y a la exclusividad y seguridad que venden los proyectos.

Se tiene por parte del Municipio de Samborondón una adecuada planificación de desarrollo a nivel residencial y comercial, donde denota que existe un orden en el crecimiento, como ejemplo del Nuevo Samborondón está la construcción del Parque Bicentenario. Además, se fomenta la llamada industria limpia de bajo impacto y también la seguridad con el plan de videovigilancia con cámaras y software de última tecnología a disposición de la Policía Nacional.

Giovanni Burgos, M. Sc., gerente comercial de Dibiens Inmobiliaria.
La urbanización Portofino se ubica entre dos centros comerciales.

En este punto coincide Mario Costa, gerente de marketing de MinutoCorp S. A., quien detalla que el Nuevo Samborondón es el sitio idóneo para vivir una nueva experiencia de vida “porque además de contar con áreas comerciales y residenciales, es la zona con mayor plusvalía a nivel provincial y por qué no nacional. MinutoCorp se caracteriza por construir la nueva era y su visión de futuro ofreciéndonos nuevas y mejores obras, por eso desarrollamos proyectos en esta zona”.

Publicidad

Para este sector de Guayaquil se proyectan 5.000 nuevas viviendas

El nuevo Parque Bicentenario estará en el ingreso que lleva a la urbanización Ciudad Celeste (km 9,5 de la avenida Samborondón), se levantará en un área de cerca de tres hectáreas y está concebido para que logre la certificación de sostenibilidad Gold Sites, porque tendrá zonas verdes para niños, mascotas, así como un área fija para eventos, entre otros.

LA PUNTILLA, Guayas. Personal remueve la tierra con maquinaria pesada en la zona donde se empezó a construir el parque de Samborondón de 2,5 hectáreas, llamado Parque Bicentenario, que está al ingreso de la urbanización Ciudad Celeste. Foto: José Beltrán

Según un informe de EL UNIVERSO, en el sector de la construcción, el Municipio de Samborondón ha generado el 30 % más de permisos de edificación, enmarcados en la planificación establecida, desde la implementación de una ordenanza de estímulos tributarios ejecutada en el primer trimestre del 2021, en medio de la crisis económica ocasionada por la pandemia del COVID-19. Así, sigue la oferta -dada la demanda- de viviendas para quienes anhelan establecerse en Samborondón.

También disminuyeron los valores de las patentes para atraer a más comercios y empresas. A raíz de esto hubo el 15 % de incremento de negocios que se domiciliaron en Samborondón. “Esto sin contar con los centros comerciales, empresariales, de embodegaje y de distribución que siguen llegando y que tienen planes de hacerlo en los próximos meses”, sostuvo Juan José Yúnez (05/01/2022).