Al menos quince unidades del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil y 80 integrantes de la institución trabajaron para controlar un incendio reportado anoche en el barrio Los Tamarindos de la parroquia Pascuales, norte de la ciudad.

Producto de la emergencia que se evidenció desde varios puntos de la urbe, una niña de 3 años falleció calcinada en el interior del inmueble en el que habitaban cuatro familias, indicó Benedita Rodríguez, allegada de la menor.

En medio de la desesperación, familiares y vecinos intentaron rescatar a la infante, pero la encontraron sin vida al ingresar a la vivienda.

Rodríguez contó que la abuela de la menor fue trasladada a una casa de salud con quemaduras de tercer grado en la espalda y brazos. “Quedaron en la nada porque todo se perdió”, lamentó Benedita.

Las tareas bomberiles se efectuaron desde dos frentes ya que dentro del predio había apilado material plástico, ropa y juguetes.

Los vecinos del sector piden ayuda para las cuatros familias que perdieron todas sus pertenencias.

Aunque no hay un informe oficial, allegados de la menor fallecida consideran que posiblemente el incendio se produjo por un cortocircuito. (I)