Ya sin signos vitales y con evidentes huellas de maltrato llegó la madrugada de este martes 29 una bebé de seis meses al hospital Universitario. Sus padres la trasladaron y como parte del protocolo se dio a conocer el caso a la Policía Nacional.

Los agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) llegaron al hospital tras la alerta del médico y se detuvo al progenitor de la menor, un chofer de tráiler, que había llegado de Santo Domingo con su pareja y la menor horas antes.

La madre de la niña es una ciudadana venezolana que llegó a Ecuador hace menos de dos años y reveló a los agentes que su pareja se había enfurecido porque la bebé empezó a llorar cuando intentaban dormir en la cabina del vehículo pesado, que estaba estacionado en la zona de Pascuales.

La mujer dijo que su pareja le había dado tres nalgadas a la bebé y que posteriormente la había fajado, le colocó un pañal en la boca para que no llore y la ubicó en posición decúbito prono (boca abajo) en la cabina.

Publicidad

Eso ocurrió a las 03:00 y una hora después la madre notó que la menor ya no respiraba. Ante ello, la pareja decidió llevar a la bebé al hospital público, situado en la vía Perimetral, cerca de Pascuales.

Horas después, la pareja fue trasladada al Cuartel Modelo. Por ahora, el hombre, de 26 años, está detenido y la mujer, de 21 años, debe colocar la denuncia y dar su versión, pero no se descarta que sea procesada por complicidad por no haber defendido a su hija.

Ella aseguró que ha sido víctima de maltrato desde que estaba embarazada y que temía ser golpeada por su pareja. Además, explicó que en Venezuela dejó a sus hijos mayores, de 4 y 5 años, con su padre y decidió viajar a Ecuador a buscar trabajo.

Agregó que tiene casi dos años de relación con el padre de la bebé fallecida y no tendría parientes o amigos en el país. También manifestó no haber visto que su pareja le colocó un pañal en la boca a la recién nacida.

El cuerpo de la bebé fue trasladado a la morgue de la Policía Judicial, ubicada en el oeste de la ciudad, donde se espera se le practique el protocolo de autopsia. En los primero reportes se menciona que la muerte se habría dado por una asfixia por el trapo que tapaba la boca de la menor.

Según el examen visual del cuerpo la bebé, este presenta moretones que tendrían ya varios días, es decir, que no era la primera vez que sufría maltrato.

Publicidad

Para la noche de este martes se esperaba la audiencia de flagrancia contra el sujeto de nacionalidad ecuatoriana que fue detenido en la casa de salud y luego llevó a los agentes al lugar donde habría muerto sur hija, una zona de Pascuales donde estacionó su vehículo pesado para dormir una horas.

La Policía explicó que el procesado había viajado a Guayaquil para entregar una mercadería y que planeaba regresar con su familia a Santo Domingo.

En el artículo 140 del Código Integral Penal (COIP), que estipula penas de 22 a 26 años de prisión por el delito de asesinato, sin embargo, matar a un miembro de la familia que está bajo el cuidado del sospechoso es considerado un agravante que podría elevar la pena a 34 años y 6 meses de prisión.

Madre apuñaló a su hija por un celular

Hace un mes Virginia Bailón Fernández fue sentenciada por los integrantes del Tribunal Penal de Manta a 34 años y 6 meses de prisión luego de que se la hallara culpable del asesinato de su hija Selena Mishell Bailón Fernández, de 16 años.

Ella murió tras ser atacada con un cuchillo, hecho suscitado en noviembre del año pasado en la ciudadela La Revancha, ubicada en el suroeste de Manta.

Según la familia, la discusión por el extravío de un teléfono celular originó que su madre atacara a Mishell y se produjera el ataque con un arma blanca que generó la muerte de la menor.

Recién nacida fue asesinada por su madre adolescente

Una adolescente de 14 años fue aprehendida hace un mes luego de que su bebé recién nacida fue hallada sin vida y con signos de violencia en el baño de su domicilio, ubicado en la lotización San Gabriel, del cantón Pasaje, provincia de El Oro.

El hospital San Vicente de Paúl alertó del presunto delito de asesinato de un neonato (de 39 semanas de gestación) que presentaba heridas de arma blanca en la cabeza, tórax y abdomen.

La joven mujer habría dado a luz en su casa y se presume que atacó a la recién nacida con unas tijeras, provocándole las lesiones que derivaron en su muerte. La bebé fue encontrada en el tacho de basura del baño, con signos de haber sido acuchillada, según la madre de la adolescente, que además halló a su hija sangrando en la sala del inmueble.

Luego de ello, la madre de la adolescente llevó a la recién nacida a la casa de salud, pero los médicos le indicaron que ya se encontraba sin vida. (I)