En dos columnas divididas por zonas norte y sur se enlistan las zonas consideradas más conflictivas en el tránsito vehicular de Durán, localidad vecina de Guayaquil. Eso se expone en una pizarra gigante en la que el general Enrique Varas Rendón explica cómo proyectan distribuir los agentes y otros recursos de la Autoridad de Tránsito de Durán (ATD).

En esa lista se leen varias calles que desembocan en la avenida Nicolás Lapentti, otras que se ubican en alrededores de mercados, centros médicos, escuelas, entre otros sitios de alta movilidad, que han sido analizadas por la entidad duraneña.

El general Enrique Varas Rendón asumió un nuevo reto tras ser llamado por el Municipio de Durán para tomar el cargo de director de Control de Tránsito de la ATD. En esta tarea está acompañado de sus dos colegas, el coronel Carlos Chérrez Ojeda, director de Planificación y Transporte Público, que luego de tener las competencias de tránsito en el cabildo pasará a ser jefe de Operaciones y Educación Vial, y del Distrito Norte, y el coronel Manuel Rivera García, jefe de Asuntos Internos y del Distrito Sur.

Varas y sus dos colegas, que además compartieron desde jóvenes su ingreso como cadetes a la anterior Comisión de Tránsito del Guayas (CTG), actual Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), ahora estarán al frente del equipo de 209 uniformados que controlarán el tránsito en Durán, una vez que el Municipio asuma la competencia que durante estos años ha estado en manos de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE). Aún se finiquitan varios trámites para asumir esa tarea totalmente. Varas también desde sus inicios fue parte de la ATM de Guayaquil.

Publicidad

Más de 200 agentes civiles de tránsito saldrán a las calles de Durán este mes; otras obras viales e implementaciones de tránsito se contemplan en cantón

El director de control de tránsito busca la mística entre sus uniformados

El general Enrique Varas, de 64 años, es licenciado en Ciencias Sociales y Políticas y actualmente cursa un doctorado en Ciencias Pedagógicas en la Universidad Oriente, en Santiago de Cuba.

Antes, Varas tuvo un paso prolongado de 22 años como oficial superior de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y luego colaboró durante siete años en la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) de Guayaquil, antes llamada Autoridad de Tránsito Municipal.

En la institución porteña fue primer comandante de tránsito durante dos años y también director de Educación Vial tres años. En paralelo, el general lleva diez años como docente en distintos centros académicos. Ha sido profesor de temas y leyes de tránsito de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) y formador de formadores de la Universidad Tecnológica de Chimborazo.

Él estuvo en el traspaso de la competencia de tránsito cuando el general Luis Lalama, entonces en la CTE, le entregó de forma simbólica esa tarea en la avenida 9 de Octubre y Malecón. Esa fecha histórica se dio a la medianoche del 31 de julio de 2015. En un mismo acto, Varas deberá participar para recibir el mando en Durán por parte de la CTE.

Publicidad

El general Enrique Varas cumple funciones como director del control de tránsito de la ATD. Foto: El Universo

Con orgullo, el guayaquileño cuenta que presentó tres propuestas de reformas a la Ley de Tránsito que constan en el cuerpo legal y además ha recibido reconocimientos en su largo trajinar de servicio a la comunidad. Entre esos, recuerda, una condecoración del exalcalde de Guayaquil Jaime Nebot como ciudadano ejemplo de juventudes, de conducta y superación.

“Esta es una pasión que tenemos nosotros, una vocación de servicio a la ciudadanía, con ganas, deseo. Hacer de esta ATD el orgullo de Durán, de los jóvenes duraneños, que después de esta promoción seguramente tiene que venir la segunda promoción, queremos que uno de los objetivos de superación, servicio, sea convertirse en agentes civiles de tránsito”, remarcó Varas.

En cada formación, Varas comenta que procura pedirles a los agentes que impartan mística de servicio e integridad, es decir, ir más allá de sus funciones o deberes y hacer las cosas bien sin necesidad de que alguien los observe. “Esas dos cualidades tienen que ser complementarias del honor, la disciplina, lealtad, el deseo, servicio a la comunidad, vocación, etc.”, comentó.

Carlos Chérrez Ojeda comparte sus labores en las calles y en una iglesia

El coronel Carlos Chérrez colabora como pastor en iglesia cristiana y además en varias funciones en la ATD. Foto: El Universo

Compartir la palabra de Dios y dar el tránsito son las dos pasiones del general Carlos Chérrez, quien cumplió 63 años el pasado 24 de mayo.

Publicidad

Él es licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad de Guayaquil y cursa su último año de maestría en Gestión de Tránsito y Seguridad Vial en la Universidad Hemisferios de Quito.

Actualmente, es director de Planificación y Transporte Público y una vez asumidas las competencias de control de tránsito pasará a Operaciones y Educación Vial y jefe del Distrito Norte. “Se encarga de toda la distribución (de recursos), coordinar con autoridades, con los transportistas, estar al día en todo para planificar todos los operativos, soy el brazo ejecutor del comandante”, explicó.

Antes estuvo unos 25 años de servicio como oficial en la Comisión de Tránsito del Ecuador y además siete años en la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM). En la primera entidad ocupó varios cargos, entre esos como instructor y director encargado de la Escuela de Formación y en la jefatura de Educación Vial. Mientras, en la ATM fue el primer jefe de Operaciones de la entidad y se desempeñó como jefe de distrito de varias zonas e instructor de Educación Vial.

Además, Chérrez ha cursado estudios de maestría en Teología en la Universidad Bíblica Latinoamericana de Costa Rica y comparte sus labores como pastor principal de la iglesia Israel de Durán.

Publicidad

Él reside en la cdla. Panorama desde hace 29 años y además gusta de compartir con sus nietos y liderar un equipo de retiros espirituales, de los cuales se emociona hasta las lágrimas al recordar las enriquecedoras experiencias con integrantes de familias que asisten a esos encuentros.

“Es un reto muy importante en la vida de uno, como le dije tengo dos pasiones: el tránsito y predicar la palabra. A esto le doy todo mi amor, mi pasión, mi fuerza, si tengo que levantarme a las 04:00 y tengo que estar aquí hasta las 22:00, me quedo; he estado con los aspirantes todo este tiempo como coordinador de la escuela, compartir con ellos sus penas, alegrías, todo su esfuerzo, ha sido difícil y motivador”, comentó Chérrez, quien se retiró de la ATM en octubre del 2019.

Manuel Rivera García se encargará de vigilar los pasos y la conducta de los agentes

El coronel Manuel Rivera está encargado de Asuntos Internos y del Distrito Sur de la ATD. Foto: El Universo

Manuel Rivera, de 65 años, debe desempeñar el cargo de jefe de Asuntos Internos y del Distrito Sur.

El coronel es licenciado en Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil, con 33 años de servicio en la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), entidad en la que compartió con Varas y Chérrez.

En esa entidad estuvo en varios espacios como jefe de Matriculación, Revisión, Brevetación, Delegaciones Urbanas, Delegaciones Rurales, Logística, Asuntos Internos y Educación Vial. Asimismo, en la ATM estuvo cinco años aproximadamente, hasta febrero de 2020, como supervisor de las delegaciones de los distintos sectores.

Rivera, quien también reside en Durán, al igual que sus colegas ha laborado por casi cuatro décadas como instructor de escuelas de conducción particulares. Los tres gustan de impartir sus conocimientos de tránsito en esos centros.

Él enfatizó en que su meta será evitar cualquier acto de corrupción y que mantengan una conducta correcta con su uniforme y asimismo en su vida particular.

“Vamos a controlar a los agentes que estén haciendo anomalías, que no estén metiéndose en actos de corrupción, que estén haciendo bien su trabajo, que en vez de estar en una gasolinera o tienda estén dando tránsito, principalmente, combatir actos de corrupción”, dijo.(I)