El Municipio de Guayaquil anunció la próxima apertura de discotecas, sin fecha definida aún, así como una flexibilización de permisos para construcción.

En una rueda de prensa realizada la mañana de este miércoles, el vocero municipal, César Velasteguí, dio a conocer que la próxima reapertura de las discotecas estará condicionada con un aforo del 30% y que todavía no hay fecha de retorno. Estos negocios se han mantenido cerrados desde el inicio de la emergencia sanitaria derivada del COVID-19

Velasteguí señaló que entre los requerimientos para abrir los centros de diversión están la exigencia de un sistema de evacuación de personas, sistemas contraincendios actualizados, tasa de validación actualizada y presentación de los protocolos bioseguridad.

El 30% de aforo no significará que no pueda ampliarse, esto se hará a medida de la obediencia de la ciudadanía, declaró Allan Hacay, director de Gestión de Riesgos y miembro del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, quien estuvo presente en la rueda de prensa.

En cuanto al tema de construcciones se declaró que las viviendas que tengan 350 metros cuadrados se construirá de manera automática. Es decir, las obras se iniciarían sin que esté vigente el permiso. Las que tienen de 350 a 2.000 metros cuadrados tendrán que hacer un registro provisional.

Estas medidas se adoptan para la reactivación económica de la ciudad, según Velsteguí. (I)