Un grupo de representantes de centros de diálisis y allegados de pacientes renales realizaron una marcha esta mañana en el norte de Guayaquil. Ellos bloquearon por varios minutos la avenida Francisco de Orellana, en los bajos del Gobierno zonal, y luego en compañía de agentes policiales avanzaron hacia la sede de la coordinación zonal 8 del Ministerio de Salud, situada en el edificio Joaquín Gallegos Lara, para exigir al Gobierno nacional el pago de haberes pendientes por servicios prestados.

Según representantes del gremio, la deuda asciende a más de $ 160 millones por las atenciones prestadas de 8 a 17 meses anteriores a un estimado de 12.500 pacientes con insuficiencia renal crónica.

“No tenemos respuesta ante las peticiones de pago que hemos realizado... hay algunas dializadores que han suspendido temporalmente la atención porque nuevamente están con el problema de insumos y están buscando acuerdo con proveedores porque también les deben a ellos, asimismo acuerdos con los empleados y personal de las dializadoras que tambień están con demandas porque se les adeuda”, señaló Cristina Freire, representante de los centros de diálisis.

Freire dijo que hace dos meses el Gobierno canceló algunos valores de meses pasados a varias dializadoras, pero aún esperan que se cumpla la sentencia de la Corte Constitucional, emitida a fines de septiembre del año pasado, que exigía -según la representante- la cancelación total de los haberes pendientes con los centros privados, que se prioricen recursos a la atención de males catastróficos y se establezca un plan programático de pagos. “Lamentablemente, no se ha cumplido hasta ahora lo que se establece allí”, dijo.

Los representantes de las dializadores también pidieron que el gobierno entrante del presidente electo, Guillermo Lasso,pueda atender esta problemática y se establezca un compromiso de pago para mantener la atención a los pacientes que deben recibir tratamiento al menos tres veces a la semana.

En el edificio Joaquín Gallegos Lara, la comunicadora dijo que fueron recibidos por representantes de la coordinación zonal 8 del Ministerio de Salud. (I)