Dieguito tiene 30 días internado en el Hospital Roberto Gilbert, de Guayaquil, luego de que estuvo al borde de la muerte por un siniestro de tránsito, en el que se fracturó la tráquea y tuvo politraumatismos en la cara y cuello.

Esta tragedia ocurrió el pasado 12 de mayo cuando el niño de 9 años llevaba un ramo de flores para su abuelita por el Día de las Madres. Iba con su padre y su hermanito de 3 años en una tricimoto en La Troncal, en Cañar, cuando un camión los embistió y salieron disparados a un costado de la vía.

Cirugías reconstructivas gratuitas beneficiarán a 21 niños en el hospital Roberto Gilbert, en Guayaquil

El que llevó la peor parte fue Dieguito, quien se estaba desangrando por una lesión en la tráquea y rostro.

Publicidad

Diego Collaguazo, padre del menor, contó que él se había quedado debajo de la tricimoto, pero se levantó de inmediato a buscar a sus hijos pese a que tenía una lesión en la cabeza y dislocado el brazo izquierdo.

“Me levanté mareado por el golpe y lo primero que hice fue ir donde mis niños, la gente no me dejaba coger a Dieguito, me decían que ya lo dejara descansar en paz, estaba lleno de sangre. Yo lo vi y el me miró con cara de ‘qué pasa, papi, ayúdame’. Yo solo le dije: ‘Resiste, papito’, lo llevé al hospital, ahora es un milagro su vida”, dice el hombre aún emocionado viendo a su hijo.

Y así también lo reconocen sus médicos tratantes: un milagro.

Publicidad

El doctor Juliors González, jefe de cirugía pediátrica del Hospital Roberto Gilbert, comentó que el menor llegó a minutos de que le diera un paro respiratorio o un infarto por la pérdida de sangre, debido a que tenía fraccionados cinco anillos traqueales.

“La médico general del hospital de La Troncal tuvo la audacia de colocarle un tubo orotraqueal y ella lo trajo en la ambulancia desde La Troncal hasta la emergencia acá en el Roberto Gilbert. Ella le salvó la vida, los médicos de acá le resolvieron el sangrando abundante como primera instancia”, recordó.

Publicidad

Añadió que a Dieguito le realizaron varias intervenciones quirúrgicas, como estabilizar la mandíbula y el maxilar superior para evitar el sangrado, luego le hicieron una gastrostomía para sacar un tubito para que se pudiera alimentar por ahí, porque era imposible por la vía superior debido a las graves lesiones.

Dieguito se recupera en el Hospital Roberto Gilbert luego de un siniestro de tránsito.

Agregó que también se le realizó una revisión de la parte posterior de la tráquea antes de la reconstrucción con la traqueoplastia, una cirugía que por primera vez practicaron en un caso con este tipo de traumas.

“Todos los cinco anillos estaban rotos, se hizo una recepción de estas estructuras dañadas. Se retira la parte mala y se une con las que están buenas, la literatura médica dice que hasta siete anillos de la tráquea se pueden retirar sin problema”, expresó.

La tarde de este lunes, 10 de junio, le sacaron los puntos a Dieguito de la cirugía de traqueoplastia y salió muy bien.

Publicidad

“El niño estuvo siete días ventilado a una máquina, ahora está muy bien, camina, neurológicamente está muy bien”, dijo el especialista.

Conozca cómo se puede acceder en Guayaquil a una cirugía sin costo para paladar hendido o labio leporino

La siguiente intervención será una reconstrucción del labio con una cirugía plástica en la que le extraerán parte de la boca interna.

Médicos indicaron que se han realizado ocho intervenciones de traqueoplastia en lo que va del 2024 y todas, excepto la de Dieguito, han sido por complicaciones médicas ajenas a un siniestro de tránsito.

Sin embargo, buscan mayor difusión del procedimiento para que los menores que lo necesiten puedan realizárselo y salvar o mejorar su vida. (I)