Ocho de los nueve ecuatorianos que perdieron la vida en un incendio registrado en un campamento ilegal en la región de Tarapacá, al norte de Chile, son de Pedernales, Manabí. Entre las víctimas hay cuatro menores, según informaron autoridades locales.

El hecho se registró a las 04:00, hora de Chile, el pasado 20 de mayo y afectó a cuatro casas en la toma ilegal Jesús de Nazaret. Allí personal del Cuerpo de Bomberos de Alto Hospicio comunicó que las familias afectadas eran ecuatorianas.

En Chile al menos 7 ecuatorianos murieron tras incendio de viviendas

Y es así que este sábado, Luis Wilter Leonel Acosta Herrera, de 48 años, quien habita en el sector María Luisa 2.ª etapa, en esa localidad de Manabí, confirmó que se trata de su familia que sufrió esa tragedia.

Él es padre de Jefferson Acosta Zambrano, de 19 años; Licet Acosta Zambrano, de 20; y Mariuxi, de 24, que se encuentran hospitalizados en esa localidad del norte de Chile.

Publicidad

“Estamos sumamente preocupados por esta tragedia suscitada a nuestros familiares”, lamentó el hombre.

Entre los fallecidos están sus nietos Sara Kristel Andrade Acosta, de 6 años; Leonel Erazo Acosta, de 4 meses; su yerno Teddy Erazo, de 32; Florina Zambrano Mantuano, de 46; Katherine Ibarra, de 24; Isaac Ibarra, de 4; Kerly Valencia Ibarra, de 1, y Toribio Guayapan Ibarra, de 2 años.

Agrega que su otra hija Nelly Acosta Zambrano estaba con su bebé de 6 años en el hospital con una dolencia, por lo que se salvaron de morir también.

“Este sábado en horas de la tarde me comuniqué con mi hija Nelly y me manifestó que las llamas rápidamente envolvieron la vivienda. Esto es verdaderamente una tragedia para mi familia”, lamentó Luis, quien contó que sus familiares migraron a Chile hace seis años.

Publicidad

Él recordó que primero fue Florina Zambrano Mantuano, después lo hicieron otros y hace seis meses viajó su hija Licet, en busca de oportunidades de trabajo. “Soy obrero de una mototaxi y esto solo alcanza para comer al diario”, dijo con tristeza.

Agregó que esperan la ayuda de las autoridades ecuatorianas para repatriar los cadáveres de sus familiares y darles cristiana sepultura en Pedernales, dijo el familiar. (I)