Para evitar incrementos de casos de COVID-19 en Guayaquil, médicos sugieren que el COE cantonal tome más medidas de bioseguridad como la presentación del carné de vacunación en los sitios con gran concurrencia de personas.

El COE cantonal aprobó el pasado jueves que la Fundación Guayaquil Siglo XXI reactive los parques acuáticos para lo cual se emitirá un cronograma de atención con 50 % de aforo. Y que en entidades bancarias el aforo sea al 100 % para evitar que las personas esperen en la calle y estén expuestas a la delincuencia.

Médicos locales explicaron que ante la alerta que en días pasados dio la ministra de Salud, Ximena Garzón, de un ligero aumento de casos, las autoridades locales deben hacer un poco más de énfasis en el uso de medidas de bioseguridad, así como el control de estas, incluida la presentación del carné de vacunación.

El médico clínico intensivista John Cuenca, de la Clínica Kennedy Alborada, explicó que él ha atendido en consulta seis casos de COVID-19 y que el hospital que tenía cero casos ahora ya tiene cinco pacientes, por lo que es necesario que me ponga un poco más de rigurosidad en el control de la pandemia, por ejemplo presentando el carné a cualquier lugar público, incluso el transporte público para evitar situaciones de repunte de casos como se han visto en otros países como Israel.

En eso coincidió su compañero, el médico intensivista Alberto Campodónico. Él indicó que los casos podrían incrementarse mucho más en cuanto pase el próximo feriado.

“Hay tres pacientes en hospitalización, y también pacientes intubados con COVID-19, ellos no se pusieron la vacuna, por eso hay que reforzar la inmunización, hay personas que aún no se han vacunado”, contó el doctor.

En el ámbito de atención domiciliaria, el doctor Jorge Luis Portes explicó que desde hace quince días los casos han ido en aumento, él ha atendido a nueve pacientes confirmados en diversos barrios de Guayaquil y en ciudadelas de Samborondón por lo que es necesario un control inmediato entre municipios.

Los médicos indicaron que es evidente que en muchos lugares se ha bajado la guardia en los controles y que es necesario recordar a las instituciones que deben exigir el cumplimiento de medidas de bioseguridad. (I)