“El dragado va porque va”. Esa es la frase que acuñó en los últimos meses la Prefectura para impulsar el proceso del dragado del río Guayas, una obra que tuvo intentos fallidos en dos peridos anteriores.

Por el monto que representa, este dragado supone una de las obras más grandes de la administración de Susana González, que no estuvo exenta de críticas, especialmente por la experiencia de los oferentes.

El proceso, que se manejó por Compras Públicas, estuvo unos días en stand-by por reclamos de oferentes que no ganaron.

El contrato por $ 44,01 millones que se firmará la tarde de este martes, 17 de mayo, comprende extraer 6,28 millones de metros cúbicos de sedimentos del río Guayas. Pero no implica sacar todo el sedimento acumulado a lo largo del río y sus afluentes, sino solo en las partes más críticas.

Publicidad

De China se traerá draga que retirará los sedimentos en los alrededores de islote en río Guayas

Y una de esas zonas críticas está en los alrededores del islote El Palmar, especialmente en el lado que está frente a La Puntilla, donde se ya forma un playón, que es visible cuando se cruza el puente de la Unidad Nacional. También incluye una parte con dirección al río Babahoyo.

En el sector de ese islote hay secciones que no llegan ni a un metro. De hecho, en el bajo nivel de la ría hasta se puede caminar. El proyecto contempla dejar una cota de -2,5 metros en la zona de intervención, según datos proporcionados por la Prefectura.

Quienes han insistido en la necesidad de realizar el dragado refieren que este trabajo que se comenzará a ejecutar será solo un paliativo al gran problema que tiene el río Guayas y sus afluentes , donde también se requieren tareas de dragado, mantenimiento y otras obras.

El proceso de dragado en el río Guayas se suspende ante reclamo de dos oferentes. Concurso ya estaba adjudicado

Dragando por Guayas, el consorcio que ganó el contrato, traerá la draga que realizará los trabajos de extracción de sedimentos desde Qingdao, China. De allá es Tianrun Grupo de Qingdao S. L. (65 %), empresa que forma parte de este consorcio junto con Kalkin S. A. (33 %) y Tyrone Leyva Castro (2 %).

Publicidad

Vista aérea del islote El Palmar y sus alrededores, área que será intervenida por el dragado en el río Guayas. Foto: Prefectura de Guayas

La Prefectura indicó que es una draga de corte-succión que ha sido repotenciada y que tiene sus años de operación. Es un tipo de draga de fabricación holandesa diferente a las que estuvieron trabajando en el canal de acceso al puerto de Guayaquil.

Una vez que se firme el contraro, correrá una serie de plazos para ejecutar los trabajos de esta obra, que fue adjudicada el 24 de febrero pasado.

Nicolás Andrade, director de Riesgos, Drenaje y Dragas de la Prefectura, explicó que los tres primeros meses del contrato corresponden a adecuaciones de sitio, tuberías, geotextiles para la zona que va a recibir sedimentos, entre otros. Y a finales de ese tercer mes se espera que la draga esté ya en el país.

“Esperamos que al cuarto mes de dragado esté (la draga) trabajando”, indicó Andrade, quien mencionó que técnicos de China vendrán para la operatividad de esa draga.

Publicidad

Los sedimentos se depositarán en terrenos que están entre Durán y Yaguachi, en sectores cercanos a Peñón del Río, Lentejar e Isabel Ana. Son terrenos que servían para sembríos y ya están disponibles. Esos predios se irán rellenando conforme avance el retiro de sedimentos.

Será la Prefectura la que ejecute la fiscalización del dragado. Mensualmente se estima que se extraigan 250.000 m³ de sedimentos. Cada mes se irá pagando por planillas en función de los metros cúbicos dragados.

La prefecta Susana González anticipó meses atrás que posiblemente se venda parte del sedimento que se extraiga de la zona.

De momento se está revisando la calidad de la arena y se harán los estudios para determinar si se puede entrar a un proceso comercial o como cantera de arena. Antes de que se terminen los 30 meses se sabrá lo que se hará con esos sedimentos. (I)