La escultura del niño betunero, ubicada en las calles Panamá e Imbabura, centro de Guayaquil, fue objeto de un acto vandálico, por lo que está en proceso de restauración.

Según la Fundación Guayaquil Siglo XXI, a cargo de las zonas regeneradas del Puerto Principal, la tarde del sábado 15 un hombre en situación de calle lanzó una patada a la figura, provocando el desprendimiento de la cabeza.

Proyecto de peatonización de la calle Panamá incluye 340 árboles nativos, murales y plazoletas

Agentes metropolitanos recuperaron la parte superior de la estatua y la entregaron al personal de la fundación.

El autor de la obra, Hans San Andrés, fue contactado para la restauración respectiva, que ya estaría lista el lunes 17.

Publicidad

La escultura fue cubierta como medida de protección.

Guayaquil ya tienen sus esculturas al betunero, al canillita y a Vicente Rocafuerte

En el centro de Guayaquil destacan otras esculturas que reflejan la cotidianidad de habitantes porteños, como la del vendedor de lotería o de cangrejos. (I)