Con la presencia de autoridades nacionales y locales, la noche de este jueves 26, representantes del Guayaquil Country Club inauguraron una sede en la zona denominada Nuevo Samborondón, en las cercanías de Ciudad Celeste, al pie del río Babahoyo. Hubo corte de cinta, entre otros protocolos.

El club, fundado hace 89 años, empezó la construcción de esta nueva sede al principio del periodo de pandemia, en medio de las restricciones de COVID-19, y ahora ya está habilitada para sus 1.800 socios que requieran practicar distintos deportes y disfrutar de sus espacios sociales.

Un grupo de los socios e invitados especiales realizaron un brindis a propósito de esta fecha que marca una nueva etapa del Guayaquil Country Club.

Esta sede tiene 65 hectáreas de las cuales 51 están ocupadas por una cancha de golf diseñada por Robert Trent Jones Jr., más 14 hectáreas de casa club y otras disciplinas deportivas. En los alrededores, en un terreno de 46 hectáreas, además están proyectadas viviendas por parte de inversores inmobiliarios.

Publicidad

“Lo cual garantiza que este club tenga la ocupación, la utilización y la viabilidad que requiere en el futuro”, comentó Xavier Castro, presidente del club.

En el evento, Castro contó que se buscó esta nueva sede (antes estaba en la vía a Daule) por la mayor cantidad de socios que se concentran en la zona de Samborondón y ahora teniendo esa sede motiva la llegada de más inversiones de viviendas.

Además, resaltó que al tener cinco planteles educativos cercanos se busca motivar la llegada de la práctica de deporte por parte de ellos luego de sus jornadas académicas. La meta es llegar a 2.500 socios en tres años.

En el club de la vía a Daule se practicaban tres principales deportes: golf, hípica y tenis. Al idear esta nueva sede, el directivo dijo que se busca incentivar la llegada de las familias y hacer énfasis en la práctica de más deportes tanto de niños como adultos.

Publicidad

Ahora, además de los deportes tradicionales, el club priorizará que sea de alto rendimiento deportivo. Para ello, se ofrecerá a deportistas que sean de ese rango que se conviertan en socios activos de manera gratuita, contó.

Parte de las instalaciones del Guayaquil Country Club ubicado en Samborondón. Foto: El Universo

En las instalaciones hay una casa club con lobby lounge, bar terraza, restaurante, club house de hípica (bar) y sky bar (rooftop), piscina social y piscina de niños. En el ámbito deportivo cuenta también con una cancha de golf, espacio de hípica, piscina semiolímpica, diez canchas de tenis, cuatro canchas de beach tennis, además de canchas de fútbol, pista de BMX, laguna de esquí acuático (wakeboard) y gimnasio. Además cuenta con sala de directorio y coworking.

“Vamos a concentrarnos en que la familia entre al club y no salga, que aquí almuercen y pasen el fin de semana”, comentó Castro.

Niels Olsen, ministro de Turismo, resaltó la calidad de infraestructura y tecnología de las instalaciones, así como la apertura de más plazas de trabajo que afianzan el camino de la reactivación económica del país. Además, destacó que este club será sede de los Juegos Bolivarianos Guayaquil 2025.

Publicidad

El alcalde de Samborondón, Juan José Yúnez, resaltó la importancia de la generación de empleo que benefició a 3.000 familias en su mayoría del sector durante el proceso de construcción.

“Lo único que es fundamental para que las inversiones sigan llegando es algo clarísimo: reglas claras, seguridad jurídica. Entendimos que no hay desarrollo sin la empresa privada, la mejor forma de atraer inversiones fue creando políticas públicas que bajen tasas que estimulen la inversión”, comentó el alcalde

Además de los tres personajes, en el corte de la cinta estuvo el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez.

El presidente de la Federación de Golf, Francisco Torres, hizo la entrega de una placa de reconocimiento durante el acto. (I)

Vista hacia el río desde una de las terrazas del club. Foto: El Universo