Un total de 4.233 llamadas a través de la línea gratuita 1800 112-112, de la Unidad ‘Amiga, ya no estás sola’, se han canalizado en el centro de operaciones de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG), entre el 2019 y 2021.

Este es un programa municipal que se inició en mayo del 2018 con el propósito de eliminar la violencia hacia la mujer.

Una mujer fue baleada por su pareja en el Guasmo, sur de Guayaquil

Durante el 2019 el servicio recibió 525 llamadas, en el 2020 fueron 712 y en el 2021 el número subió a 2.996, lo que suma 4.233 comunicaciones.

Gina Galeano, directora de ‘Amiga, ya no estás sola’, sostuvo que “las agresiones físicas siguen siendo el detonante que tienen las mujeres para buscar ayuda y denunciar. Este tipo de violencia, al ser consecutiva y permanente, podría desembocar en un posible caso de tentativa o femicidio. En segundo lugar, tenemos a la violencia psicológica, la cual podría provocar daño emocional perjudicando el desarrollo personal hasta llegar a problemas psicológicos graves como el suicidio”, manifestó.

Publicidad

Según el registro de llamadas atendidas, un 48 % proviene del norte de la ciudad, incluyendo Pascuales; mientras que el 34 %, del sur, suroeste y suburbio de Guayaquil.

El 6 % corresponde a las parroquias del centro de la urbe y un 5 % proviene de otros cantones. El 7 % restante no reporta origen de la llamada, se indicó.

Según datos del Centro para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), en el 2021 se registraron alrededor de 185 femicidios en el territorio nacional.

La figura de este delito existe en el país desde el 10 agosto de 2014, día en que entró en vigencia el Código Orgánico Integral Penal (COIP). Sanciona con prisión de 22 a 26 años a quien le quite la vida a una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género.

Publicidad

196 mujeres asesinadas de forma violenta en Ecuador en este 2021; grupos piden declarar alerta roja ante alza de femicidios, a propósito de fecha internacional

Pero las penas pueden llegar hasta 40 años en el caso de existir agravantes como herir o matar también a otro miembro del núcleo familiar y otros contemplados en la legislatura.

Ante esta problemática, en septiembre del año pasado, el presidente de la República, Guillermo Lasso, activó el llamado Sistema Nacional Integral para Prevenir y Erradicar la violencia contra las mujeres, que incluye la puesta en marcha, en el plazo de un año, del denominado Registro Único de Violencia (RUV), que buscaría lograr “cero femicidios en el país”. (I)