La casa de caña en la que asesinaron a tiros a un hombre y dos mujeres queda en la misma calle en la que fueron pintadas tres cruces en los puntos en los que hace un mes cayeron baleados tres hombres.

La vivienda era ocupada por el primero, las dos mujeres eran visitantes, los tres habrían sido consumidores de drogas y al menos él era un expendedor de sustancias de ese tipo, según Fabricio Silva, jefe de la Policía Nacional en el distrito Pascuales.

Las muertes a tiros se registraron en el bloque 10 de la cooperativa Bastión Popular, norte de Guayaquil, pasadas las 23:00 del lunes 19, en momentos en los que regía la restricción vehicular de unidades particulares, adoptada por las autoridades para frenar la propagación del COVID-19.

Con estos tres decesos producto de la violencia criminal, ligados tal vez a rencillas derivadas del microtráfico, según el jefe Silva, más las tres muertes de hace un mes, y asimismo las de otro hombre y la de un adolescente de 16 años suscitadas hace pocas semanas en casos aislados, en esa calle de Bastión Popular y zona aledaña se suman ocho decesos en meses recientes.

Publicidad

Muertes en Daule y Palestina elevan a 230 la cifra de asesinatos en la provincia del Guayas

Podría haber más casos en las cercanías, puesto que una adulta mayor asegura que van once si se consideran otros asesinatos a tiros en los meses finales del 2020 e iniciales del 2021.

Las muertes violentas se mantienen en alza en Guayaquil y en el resto del país. El fin de semana hubo un registro nacional de 18 fallecimientos. El Puerto Principal y Durán sumaron seis muertos y cinco heridos. En Esmeraldas mataron a 5 personas y en Pichincha a 3.

A nivel nacional se registraron 18 asesinatos en 6 provincias durante el fin de semana

En Esmeraldas, William Villarroel, comandante de la Subzona 8 de la Policía Nacional, indica que 34 muertes violentas se han registrado en lo que va del año en la provincia fronteriza, que siete bandas delictivas han sido desarticuladas y que se ha detenido a 575 personas por diversos delitos.

En Guayaquil, el jefe del distrito Pascuales comenta que van 21 decesos a causa de la violencia criminal y duda de que sean once los asesinados en “Bastión norte”, área de su jurisdicción.

Los habitantes viven días de terror. “Esto parece el oeste”, “Ya no pueden salir nuestros hijos”, “Nos tenemos que guardar temprano”, “Si los muchachos no quieren coger para vender (drogas), los van matando” son los dichos de moradores del bloque 10.

No hay vecino que considere hablar de qué bandas operarían en la zona. “La Policía sí patrulla, para qué, pero aquí así está esto, tres cruces aquí”, comenta un residente.

Capturan a tres sujetos cuando iban a matar a un microtraficante en la ciudadela Martha de Roldós

Las cruces fueron pintadas de color celeste. A un mes están descoloridas. Los habitantes consideran que una intervención podría frenar las matanzas, que ahí los uniformados podrían entrar en casas y desmantelar el negocio del microtráfico.

Los sitios del bloque 10 de Bastión Popular en los que se perpetraron asesinatos están marcados con cruces. Foto: Jorge Aníbal Villón

“De noche vienen carros extraños, (los ocupantes) vienen a buscar drogas”, expone una mujer.

Dentro del escenario de violencia que vive Guayaquil, el fin de semana fueron asesinados a tiros tres hombres en el barrio Garay. (I)