Cinco fallecidos a causa de complicaciones de la variante delta de COVID-19 reportó un informe del Ministerio de Salud Pública (MSP). Son tres que murieron en El Oro y los otros dos en Guayaquil, pero oriundos de esa misma provincia. Uno de ellos es una mujer de 40 años, que según el alcalde del cantón Santa Rosa, Larry Vite, falleció hace una semana.

La confirmación de la variante delta provocó que el COE nacional anuncie una revisión de medidas de bioseguridad, sobre todo en El Oro y en Guayas, pidió desde ya que se eviten las aglomeraciones, fiestas y aforos muy elevados.

Este escenario ocasionó algunas dudas en la ciudadanía con respecto a si las vacunas que se aplican en Ecuador: Sinovac, Pfizer y AstraZeneca protegen de esta variante. Al momento el plan de vacunación 9/100, está en fase 3 “Menor Contagio, y tiene 5´786.147 dosis aplicadas.

Médicos y expertos en el tema de vacunación anti COVID-19 explican que Ecuador tiene como escudo principal la inmunización de la población y que los recursos de bioseguridad se mantienen como lo es la mascarilla, distanciamiento y lavado de manos.

Publicidad

El médico neumólogo Iván Chérrez explicó que ya están los primeros estudios científicos en que se comprueba que vacunas como AstraZeneca y Pfizer cubren de la enfermedad grave en el caso de la variante delta. Mientras que en la Sinovac también se ha evidenciado una cobertura efectiva, los estudios están desarrollándose.

“Ecuador tiene la suerte de tener variedad de vacunas. Aquí hay de farmacéuticas estadounidenses, europeas y la china. No hay excusas o justificación para no vacunarse, hay vacuna para escoger y se debe cumplir con la vacunación para protegerse de esta variante delta y de las otras que circulan. Nos estamos protegiendo de la muerte, de una hospitalización”, explicó el doctor.

El gremio médico explicó que la llegada de esta variante se esperaba, así como las otras que llegaron en su momento, pero que esta vez sí es necesario que ya contando con las vacunas se desarrollen de forma “urgente” jornadas de vacunación “acelerada”, es decir de forma abierta para inmunizar a la mayor cantidad de personas, al menos en Guayas y El Oro.

El médico intensivista Alberto Campodónico explicó que está comprobado que esta cepa es altamente contagiosa, por lo que la vacunación se convierte en clave en este momento en Ecuador, sobre todo en Guayaquil que está en fase 1 y en un mes de mucha actividad comercial por sus festejos de fundación.

Gobierno confirma presencia de la variante delta del coronavirus en dos provincias de Ecuador y una subvariante

Por ese motivo, expertos médicos consideran que es mejor retomar medidas que contengan la movilización masiva de personas y que luego de tener la mayoría de personas con las dos dosis de la vacuna anti-COVID-19 se pueden “aflojar” un poco las medidas.

Actualmente Guayaquil está en fase 1, mantiene la cifra de 2,1 casos positivos de COVID-19 por 10.000 habitantes, además de que la ocupación de camas UCI COVID-19 se mantiene en el 75 % en hospitales públicos y privado, informó el director de la Mesa Técnica de Salud, el epidemiólogo Carlos Farhat.

Publicidad


Pacientes jóvenes

El doctor Jorge Luis Portes explicó que un grupo vulnerable para este tipo de variante son los jóvenes que aún no están inmunizados y están saliendo a compartir con sus amigos.

“El problema de este grupo de jóvenes que no está vacunado toman del mismo vaso en esas reuniones, están juntos sin mascarilla, y todo eso incide porque pueden contagiarse y van con el virus a casa, y así contagian a su familia a personas que ya son mayores”, alertó el doctor.

Insistió en que la vacunación es clave en este momento para evitar más casos de la variante que preocupa a toda la comunidad.

Más cuidado ante la variante

El Colegio de Médicos del Guayas anunció que ante esta variante hay que tener mayor precaución, es mejor la prevención que aumentar el número de fallecidos de los que ya se reportan.

Entre las recomendaciones dadas por los médicos están que se retome el toque de queda los fines de semana, la movilidad restringida y ley seca los fines de semana.

También pico y placa en la ciudad y en los balnearios los fines de semana. Otra es que estén prohibidas las fiestas y reuniones sociales con más de diez personas. Un aforo limitado con el 50 %. No a las clases ni trabajo presenciales por el momento.

El doctor Francisco Plaza explicó que la comunidad debe vacunarse, mantener las medidas de bioseguridad y no bajar la guardia. (I)