Ochenta nuevos títulos de propiedad se entregaron en la parroquia rural Posorja, donde también se realizaron 37 inspecciones de nuevos predios que comenzarán el trámite para la respectiva legalización.

Servidores de la Dirección municipal de Terrenos, distribuidos en tres grupos de trabajo, entregaron en cada vivienda los títulos de propiedad a las familias que fueron previamente notificadas.

Los propietarios recibieron los documentos debidamente inscritos en el Registro de la Propiedad de Guayaquil, por lo que no tienen que realizar ningún trámite adicional.

Carlos Salmon, director de este departamento, destacó que trabajan para que los guayaquileños que poseen sus terrenos sean ahora propietarios de estos de la manera más rápida y segura.

Emma Cacao Poz, una de las beneficiarias, se mostró contenta por haber recibido el documento que la acredita como dueña de su predio.

“Hemos esperado mucho tiempo para ser propietarios de nuestro terreno. Parecía imposible, pero lo hemos logrado y hemos recibido este beneficio por parte de la alcaldesa en la casa, sin necesidad de trasladarnos hasta la ciudad”, manifestó la mujer.

El cabildo ha entregado títulos de propiedad tanto en la zona rural como urbana de Guayaquil. (I)