El tratamiento del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se convirtió en un reto diario. A más de batallar con la baja de la inmunidad y estar expuesto a infecciones y otras enfermedades, también se crean complicaciones psicológicas como el temor y vergüenza, que se suman al desconocimiento.

Así lo describieron este martes Sonia, María y Larissa, quienes son trabajadoras sexuales que ahora apuestan por enfocarse en temas de prevención y replicarlo entre sus compañeras, familia y comunidad. Ellas son parte de un grupo de más de 25 personas, entre trabajadoras sexuales y jóvenes del programa Un Futuro Sin Drogas, que integran la primera promoción del plan Promotores de la Salud, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el VIH.

Este martes el Municipio de Guayaquil presentó este programa con el fin de prevenir nuevos contagios de esta enfermedad, más dentro del contexto de la pandemia por el COVID-19, que aumenta la complicación en un paciente que pueda padecer de estas dos infecciones.

El doctor Washington Alemán, jefe de prevención de enfermedades infecciosas del Municipio, contó que con este programa se enfocarán en la promoción y prevención del VIH, pandemia que lleva 40 años y que por más avances que existen aún se mantienen grupos vulnerables.

Publicidad

Agregó que en Ecuador la mitad del total de pacientes con esta enfermedad está en Guayas, por lo que el trabajo es complejo y necesario.

En este programa también se incluyó a jóvenes que reciben rehabilitación por consumo de drogas, que trata la doctora Julieta Sagñay. Ella explicó que este programa lo trabajan de forma dual con ambos grupos, porque trabajadoras sexuales también pueden sufrir de adicciones, porque las usan en su trabajo ya que desinhiben a la persona, causan una hipersexualidad y hay el riesgo de tener relaciones sexuales sin protección y contagiarse de VIH.

Los médicos lamentaron que todavía hay dificultades de acceder a vacunas como la hepatitis B, del papiloma, de medicamentos o de chequeos oportunos para estos pacientes, que son una prioridad para proteger su salud.

En esto coincidió Sonia. Ella denunció que los controles y chequeos ginecológicos deben realizarse cada tres meses por su trabajo, sin embargo, en muchos centros no le hacen completos los chequeos o también se ve a muchas compañeras que pagan por el carné de salud al día sin realizarse bien los controles. “Queremos hacer conciencia en que el fin es la prevención, de los cuidados que se deben tomar, más con la pandemia que se podría agravar el cuadro”, explicó.

Esta falta de atención y de medicinas también la analiza la Defensoría del Pueblo, que revisa diversas denuncias de pacientes del hospital Teodoro Maldonado por falta de dotación de retrovirales.

VIH y COVID-19

Publicidad

El médico intensivista Alberto Campodónico, del hospital Kennedy Alborada, explicó que para que un paciente con VIH no se complique tanto si se contagia de COVID-19 debe tener su medicación al día.

Él dijo que tuvo dos casos de pacientes con una infección base de VIH y COVID-19 en sala de hospitalización, y que sus cuadros fueron muy complejos pese a que eran pacientes con un control adecuado del VIH; sin embargo, la neumonía avanzó muy rápido justamente por la enfermedad de base.

Es importante que pacientes con esta enfermedad base se hagan el examen de CD4, si el resultado está debajo de 200 la persona puede contraer cualquier infección. Esto lo hará complicarse rápidamente. La prevención es importante. A más de las normas de bioseguridad como cualquier persona, debe procurar tener una sola pareja, tomar sus medicamentos tal cual le prescribió el médico y realizarse los exámenes de control en tiempos periódicos”, aconsejó.

También alertó que el riesgo de mortalidad es alto en este tipo de pacientes. “La carga viral sube mucho más que un paciente sin esa enfermedad, se vuelve agresivo el virus si se podría decir así. Es conveniente tratar a tiempo estas infecciones y cuidarse más en esta pandemia”, manifestó.

Campañas de prevención en hospital

En el hospital Francisco de Icaza Bustamante se realizó una mesa informativa que estuvo dirigida a los padres de familias y luego, una Jornada Científica por conmemorar el 1 de diciembre el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/Sida. (I)