Publicidad

Longeva pareja, él de 99 años y ella de 91, superó el COVID-19 en Guayaquil

Ellos fueron ingresados al hospital Luis Vernaza el pasado 14 de septiembre y este viernes ella recibió el alta médica, en medio de la alegría de familiares.

La pareja de esposos fue despedida por personal médico del hospital Luis Vernaza, este viernes. Foto: José Beltrán. Foto: redaccion

(Actualizado a las 18:16)

Los esposos Jorge Villacreses y Yolanda Guillen, de 99 y 91 años respectivamente, superaron el COVID-19 en Guayaquil.

Ellos fueron ingresados al hospital Luis Vernaza el pasado 14 de septiembre y este viernes ella recibió el alta médica, en medio de la alegría de familiares.

El lunes 28 está previsto que él abandone la casa de Salud, que es regentada por la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Publicidad

Jorge Villacreses besó la mano de Yolanda Guillen en la despedida de este viernes. Y en apego a la tierra natal, él le cantó a ella el emblemático pasillo Manabí.

“Tierra hermosa de mis ansias/ donde vi la luz primera/ donde ardió la inmensa hoguera/ de mi ardiente frenesí...”, interpretó el hombre para emoción de los presentes.

Jorge Villacreses hijo contó que su papá padece de cáncer, que en medio de sus sesiones de quimioterapia le sobrevino el COVID-19.

Mencionó que él se hacía tratar en su natal Portoviejo, en el hospital oncológico erigido por iniciativa de la familia Villacreses, de la que varios integrantes son médicos de profesión.

"Tenía cero defensas", manifestó el hijo de la pareja, que también es médico.

Comentó que sus papás tienen habilitada un área en casa con características de hospital, donde las visitas están restringidas, en cumplimiento de la recomendación médica.

Publicidad

Lenin Vargas, médico del área del COVID-19 del hospital Luis Vernaza, comentó que el paciente masculino llegó grave, que tuvo que recibir asistencia respiratoria entubación aerotraqueal y ventilación mecánica.

Su colega Kenia Preciado señaló que la familia será fundamental en el restablecimiento pleno de la pareja, puesto que deben tener cuidado con las enfermedades prexistentes de la longeva pareja.

Otro paciente adulto mayor con diagnóstico de COVID en el Luis Vernaza es Aurelio Navarro Segura, de 96 años.

Su hijo Jorge Navarro comentó que su progenitor fue ingresado el sábado 12, pero que saldría en cuanto consiguiera una plaza en un centro de diálisis del cantón Milagro, ya que la familia vive en aquella localidad del Guayas.
"Él tiene insuficiencia renal, el COVID-19 le afectó los pulmones, los doctores primero le trataron los pulmones", manifestó el pariente, quien recordó que su progenitor en los primeros días en el hospital comía poco y casi no hablaba.

"Ya habla, hoy ya le mandó saludos a mi mamá (Blanca Villavicencio)", dijo el hijo, quien como la familia ansía ver al paciente restablecido y de vuelta a casa. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?

Lo último

Muerte al ombligocentrismo

La desinformación y el exceso de opiniones tercas enrarecen el ánimo social.

Publicidad