Conocer los tesoros de la Biblia para dejarse iluminar por ella es la invitación que hace el arzobispo de Santa Cruz (Bolivia), monseñor Sergio Gualberti, a propósito de las próximas elecciones presidenciales del mencionado país, que se realizarán a inicios de mayo, según el portal de ACI Prensa.

Esto luego de que el Libro Santo volviera al Palacio de Gobierno en noviembre del año pasado, tras 14 años de ausencia durante el régimen de Evo Morales.

“En nuestro país vivimos una intensa experiencia de unidad alrededor de la Biblia cuando fue reintroducida en el Palacio de Gobierno durante los días del paro general”, dijo el prelado en una reciente homilía, según el sitio web.

Publicidad

“Ese gesto tan significativo no puede quedarse como un hecho anecdótico, sino como un llamado a conocer los tesoros de la Palabra de Dios para que ella sea la luz y guía de nuestra vida personal y social”, señaló Mons. Gualberti, según lo indicó la Oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Santa Cruz.

Un antecedente relevante a esta invitación del arzobispo tuvo lugar el 10 de noviembre del año pasado, momentos antes de la renuncia de Morales a la presidencia de Bolivia, cuando Luis Camacho, líder opositor de Santa Cruz, junto a Marco Pumari, opositor de Potosí, y el abogado Eduardo León ingresaron al Palacio de Gobierno y rezaron ante una Biblia colocada sobre la bandera boliviana.

En un mensaje publicado ese día en su cuenta de Facebook, Camacho escribió: “¡Dios volvió al palacio y 15 minutos después empezaron las renuncias de todo los delincuentes de este país! ¡A quienes no creyeron les digo que Dios existe y ahora va a gobernar Bolivia para todos los bolivianos!”.

Publicidad

En su reciente homilía, el arzobispo Gualberti resaltó que “la palabra profética, cuestionadora y vibrante asume también la figura trascendente de la sabiduría, que nos hace reconocer que nosotros somos sencillamente criaturas ante Dios, el autor de la vida y Señor de la historia, el único ante quien debemos arrodillarnos”, enfatizó.

Además, cuestionó si los cristianos leen, escuchan y meditan la Biblia en verdad, o solo se conforman con la palabra de Dios escuchada en la eucaristía. “Si la palabra de Dios es un don, tenemos que cuidarla con veneración, meditarla y hacerla el pan de cada día, compartiéndola y dándola a conocer a los demás con nuestro testimonio alegre, humilde, amable y respetuoso”, continuó.

Publicidad

Asimismo, recordó el mensaje del papa Francisco de vivir en caridad y sintiendo el amor misericordioso de la palabra de Dios. “El llamado del papa es muy oportuno en esta etapa eleccionaria de nuestro país. Todos los ciudadanos y en particular los candidatos, tendríamos que dejarnos iluminar y guiar por los valores de la Palabra de Dios, la vida, los derechos humanos, la libertad, el bien común, la justicia, la paz y el espíritu de servicio”, dijo.

“Lo que tiene que primar es la salvaguarda de la democracia y de la unidad alrededor de programas que eviten la dispersión y el peligro de recaer en sistemas autoritarios”, concluyó. (I)