“El hablar de discapacidades o darles espacio para sus actividades debe ser un tema diario, no solo de fechas especiales. Debe ser la oportunidad constante de encontrar las nuevas destrezas que ellos poseen”.

Ese fue el mensaje que se resaltó en la Jornada de la Discapacidad que realizó el viernes la fundación internacional María Luisa de Moreno, en la Unidad de Educación Especial Dr. Fernando López Lara, en la cdla. Abel Gilbert, en Durán.

Fueron más de 300 niños con discapacidad física y mental que participaron en esta jornada. Allí hubo más de 10 presentaciones, entre juegos, concursos y presentaciones de diversos bailes como pasacalles, cumbias, salsa, música de los años 70 y 80.

Johan Guinand, secretario de la Fundación María Luisa de Moreno en Ecuador, contó que la iniciativa es parte de su fundadora y presidenta, la Dra. María Luisa Piraquive, quien empezó el trabajo inclusivo hace 18 años en Colombia.

Publicidad

“Buscamos jornadas lúdicas para aplicar el método pedagógico e inclusivo de la doctora María Luisa para descubrir nuevas destrezas”, expresó.

Allí le obsequiaron el mapa de Ecuador en rompecabezas, legos, juegos de palabras, bingos, cartas para vocabulario, entre otros materiales que promueven su desarrollo.

Miguel Malagón, de 14 años, tiene discapacidad mental de un 75%. Su madre, Sara Vera, se mostró entusiasmada con la oportunidad de que su hijo siga aprendiendo. Él no bailó, pero se mostró entusiasmado viendo a sus compañeros.

Una de las bailarinas fue Karla Viteri, de 8 años, que también tiene discapacidad mental de 77%. “Ella caminó a los cinco años recién y ahora baila”, expresó entusiasmada.

María Navas, rectora de la Unidad Educativa, contó que buscar seguir con espacios de actividades y juegos para los niños ya eso les ayuda a desarrollar sus destrezas.

“A pesar de que nosotros no trabajamos con fundaciones, se ha aceptado recibir este agasajo para los niños y sus familias. No hay fecha especial, solo las ganas de motivarlos a que sigan superándose”, dijo ella.

En esa institución hay niños desde los 4 hasta los 19 años. La mayoría de los estudiantes son residentes de sectores de Durán y de El Recreo. (I)