Rosa Solórzano fue una de las pacientes que se hizo atender en el hospital de especialidades de Portoviejo, que ayer abrió sus puertas en la primera de sus siete fases. Ella aprovechó que vive a 3 kilómetros de donde aún se levanta esta nueva estructura, en la vía Portoviejo-Santa Ana, para ir a Cardiología, área en la que buscaba una cita desde hace seis meses.

Contó que la atención fue rápida y que tuvo ayuda para guiarse en el primer día de atención de este centro hospitalario en el que se invirtieron un poco más de $ 173 millones en infraestructura y equipamiento. Según las autoridades de Salud, se trata del tercer hospital público de especialidades del país que tendrá cerca de 600 camas, recordó ayer Itamar Rodríguez, viceministro de Atención Integral de Salud.

El área que empezó a funcionar es la Consulta Externa, con 40 consultorios atendidos por especialistas que venían laborando en el hospital Verdi Cevallos Balda, que pasará a ser un hospital materno-infantil de tercer nivel, para niños de hasta cinco años.

Si no hay contratiempos, a finales de este año las autoridades de Salud esperan que empiece a funcionar en su totalidad el nuevo hospital de especialidades de Portoviejo, agregó Rodríguez. El Servicio de Contratación de Obras (Secob) irá entregando progresivamente otros bloques.

Entre las siguientes fases que se abrirán constan laboratorio e imagen, procedimientos diagnósticos no invasivos, medicina transfusional, nutrición, lavandería, esterilización, hospitalización, entre otras, hasta llegar al área de morgue. (I)