A los 12 años, María Antonia Shiguango tuvo su primera experiencia como partera. Había ayudado a su mamá a traer un bebé al mundo. Hoy, esta mujer kichwa de 70 años quiere dejar su legado a sus descendientes y conciudadanos para que la tradición perdure en el tiempo.

La Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME) sostiene en un reportaje que esta mujer de vasto conocimiento en medicina ancestral asiste a las parturientas que llegan a la Asociación de Mujeres Parteras Kichwas del Alto Napo (Amupakin), ubicadas en el barrio Sabata en Archidona.

Con medicina natural a base de infusiones con plantas curativas de la Amazonía, María Antonia y otras 20 parteras atienden partos, a $ 30 cada uno.

Ello y las consultas a $ 5 permiten financiar el establecimiento que dispone de cuartos de descanso y provee de alimentación a las parturientas, además de control prenatal.

Publicidad

María Antonia no habla español, solo kichwa. Dice que su madre le inculcó que los saberes ancestrales deben ser impartidos a las generaciones siguientes. De ahí que diseñó un proyecto de asistencia que tiene vida jurídica desde 1998.

En un principio, comenta, aglutinó a 80 parteras con el objetivo del fortalecimiento de los saberes ancestrales para ofrecerlos como alternativa de cuidados de salud a la población de Napo y del resto de Ecuador.

Agrega que tuvieron apoyo de una fundación extranjera que los asesoró en la elaboración del proyecto y fue la Cruz Roja Española la que financió la construcción de la infraestructura; el terreno, de dos hectáreas, fue donado por la Municipalidad de Archidona.

Hoy solicitan apoyo a las autoridades para que sus conocimientos ancestrales sean reconocidos y valorados.

Ofelia Salazar, una de las parteras, expresa que han recurrido a la venta de artesanías y comida típica, además del turismo comunitario.

En su lengua nativa, María Antonia dice que no solo se trata de heredar un legado, sino de evitar la desaparición de una cultura milenaria que ha resistido al tiempo y a la transculturización de la sociedad. No recuerda cuántos partos ha atendido, solo comenta que tiene más de mil “nietos”.

Desde de su apertura en el 2001, Amupakin, las parteras de Archidona, ha atendido más de 4 mil partos. (I)

Apuntes
Saberes ancestrales

Libro
El Ministerio de Cultura apoyó la publicación de un libro sobre las parteras de Archidona. Según la AME, cada texto cuesta $ 20 y dos CD en $ 10.