Samborondón cumple hoy 62 años como cantón. Hay desfile y actos solemnes y sociales. El cantón respira optimismo, sobre todo su alcalde, José Coco Yúnez. Él también está alegre y satisfecho. Lo expresa en una entrevista con este Diario en la calzada del nuevo puente que ya une Guayaquil con Samborondón.Es una obra anhelada que cuenta los plazos para su conclusión. Hoy, su colega guayaquileño Jaime Nebot lo cruzará en auto, demostrando así que este viaducto, que tendrá un costo final de $ 82 millones (las dos terceras partes costeadas por Samborondón) está en el tramo final.

¿Podríamos decir que en los 62 años de vida cantonal de Samborondón la obra del puente es una de las más insignes?
Efectivamente, Samborondón se desarrolló cuando se construyó el puente de la Unidad Nacional. Allí empezó el crecimiento importante de La Puntilla. Yo, hace diez años vengo luchando para con muchos gobiernos nacionales hacer esta obra. Como en su momento no tuvimos la aceptación, hablamos con el alcalde Jaime Nebot y estos dos municipios llegamos a un acuerdo. Y creo que es importantísimo que dos municipios cercanos, amigos, hayamos trabajado juntos.

Así se reafirma el nombre del gran Guayaquil, integrándose además de los dos cantones a Daule, Salitre y otros...
Más aún, con Durán inclusive. Recuerde que en este gran Guayaquil habitamos cerca de 3 millones y medio de personas. Entonces este puente y el que enlaza con Daule (a Guayaquil, otro puente ya licitado) tienen que ser parte de esta solución. Y si lo hace el Gobierno nacional este año el puente sur, que lo anunció el presidente Moreno en la sesión solemne de Guayaquil, mucho más.

¿Cómo está Samborondón financieramente con este puente? ¿Cuándo comenzarán a aplicar la ordenanza del copago para los habitantes y ya no hay voces discordantes?
No hay ningún problema, gracias a Dios. Samborondón es un cantón financieramente muy solvente, estamos al día en los pagos con todos nuestros contratistas y tenemos este puente prácticamente financiado los próximos diez años. Samborondón empieza a pagar el puente a los seis meses de que sea entregado, pero lo más importante es que si no hacíamos este puente, habría colapsado Samborondón y su desarrollo.

Se dejaron para una segunda fase las obras complementarias de llegada al puente, incluso de un paso a desnivel. ¿Cómo va eso?, ¿se va a hacer o no?
Se va a hacer. Un proyecto tan grande como este en el camino a veces genera cambios. Efectivamente, había unos retornos permanentes los cuales se mantienen, pero también se va a hacer un paso elevado que va a conectar el puente hacia la parte norte de Samborondón...

¿Cuándo comenzará este proceso? ¿Cuándo se hará?
Con todo, completamente la obra entregada en un 100 %, yo calculo máximo que estará listo para marzo, abril, del próximo año.

Aparte de esta buena noticia, hay cierta inquietud en habitantes de La Puntilla por el auge de centros comerciales. ¿Se prefiere al comercio que a la vivienda, a la urbanización?
No, todo está planificado y zonificado, recuerde que es importante tener comercio en sectores donde habitan las personas, porque así evitamos la movilización hacia Guayaquil o viceversa.

La presencia de pozos de aguas servidas en las urbanizaciones es un dolor de cabeza en La Puntilla. ¿Qué hace el Municipio?
De las ciudadelas más antiguas (de hace 30 años), aún quedan cuatro o cinco que no tienen alcantarillado sanitario. El Municipio ha creado una ordenanza prohibiendo que esto siga en un determinado plazo. Creo que dos ciudadelas están listas para iniciar los trabajos, yo espero que en los próximos dos años, estas cinco ciudadelas ya tengan todas sus instalaciones sanitarias completas.

Las ciudades crecen, la cantidad de vehículos crece y los problemas aumentan y a los problemas hay que darles solución. Este puente será parte de esa solución, junto al Guayaquil-Daule.José Yúnez, alcalde

(I)