Más de 80.000 vehículos se vendieron entre enero y julio de este año, lo que tiene un impacto en un mayor tráfico en las principales ciudades como Quito y Guayaquil, donde la congestión es más frecuente y a toda hora.

La actual época de lluvias en la región Interandina también aporta a la congestión de vehículos. “Además de provocar un incremento significativo en el tiempo de desplazamiento, representa un importante desafío para la seguridad de conductores y peatones, así como para el estado mecánico de los vehículos que son sometidos a ciertas prácticas que pueden dañar a los componentes que se usan más durante la conducción en tráfico pesado, como freno y amortiguador”, explica Bladimir Vásquez, gerente nacional de Servicio de Teojama Comercial.

Choque múltiple en la avenida Simón Bolívar volvió a colapsar el tránsito en Quito

Generalmente, durante el tráfico pesado se cometen varias imprudencias y malas prácticas de conducción:

Publicidad

● Desplazamiento en neutro en bajadas.

● Mantener los pedales de freno y embrague accionados.

● No ceder el paso en transversales.

Publicidad

● Rebasar bruscamente.

● Cruzarse de lado y lado sin uso de direccionales.

Publicidad

● Descuido de los retrovisores.

En este sentido, el especialista Vásquez comparte algunos consejos claves para una conducción segura.

1. Aceptar el tráfico, ser cauteloso e ir concentrado: manejar en marcha baja el vehículo será la única alternativa que queda frente al tráfico. Para evitar estrés y que los minutos se conviertan en horas, e incluso se cometa una maniobra peligrosa, lo más recomendable será tener paciencia.

2. Evitar cambios de carril bruscos e innecesarios: generalmente, al estar atascados en el tráfico se comete la imprudencia de pasar de uno a otro carril, pensando que esto permitirá avanzar más rápido, sin embargo, esto puede causar un accidente innecesario y generar aún más congestión.

Publicidad

Aumentan puntos de carga para autos eléctricos en Guayaquil

3. Mantener la distancia con el vehículo que va enfrente: los choques durante los intensos tráficos son más comunes de lo que se piensa. Un frenazo inesperado puede causar un accidente que con una distancia prudente fácilmente se puede evitar.

4. No interrumpir la circulación en las intersecciones: el impulso de avanzar más rápido causa que muchos conductores adelanten e impidan la circulación en los cruces viales. Esto a más de ocasionar más tráfico puede generar peleas con otros conductores y multas de tránsito.

5. Utilizar la tecnología para evitar zonas con mayor tráfico: aplicaciones como Waze o Google Maps se han convertido en una herramienta valiosa para los conductores, generando alertas de tráfico en las distintas rutas existentes para llegar a un destino.

6. Salir con tiempo y programar la ruta: que el tráfico no se vuelva un pretexto para llegar siempre tarde. Si ya se conoce el tiempo que toma llegar a un destino con circulación pesada, es importante salir a tiempo. (I)