Las primeras notas musicales se las enseñó su madre. Desde los inicios de su carrera el género del pasillo ha sido una constante. Con la concertista Sonia Manzano Vela estudió piano y continuó su preparación en el conservatorio Antonio Neumane. Hoy Omar Domínguez Castro es jefe del Museo de la Música Popular Julio Jaramillo.

“Esta oportunidad que me brinda la Dirección de Cultura del Municipio de Guayaquil, liderada por la Ing. María José Félix, me permitirá servir a mi ciudad e impulsar el pasillo, patrimonio musical de todos los ecuatorianos. Continuar con el legado de la historiadora Jenny Estrada Ruiz, exdirectora-fundadora del museo y de la Escuela del Pasillo Nicasio Safadi es un gran honor para mí”, confiesa Domínguez.

Conversa con este Diario sobre algunos de los proyectos que implementaría, subrayando que tiene el desafío de fortalecer las actividades culturales en la modalidad virtual.

“Actualmente me encuentro trabajando en la implementación de un estudio de grabación, mediante el cual podremos retransmitir en directo diferentes actividades artísticas del museo, tales como tertulias musicales y conciertos de alumnos y exalumnos de la Escuela del Pasillo”, señala.

En tanto, que para los maestros de la Escuela del Pasillo, que no cuenten con la tecnología necesaria habilitarán dos salones de clases virtuales.

Domínguez es docente en la Universidad de las Artes, en donde señala que creó la cátedra El origen, la historia, la composición y los arreglos musicales del pasillo ecuatoriano.

Dice contar con su propia metodología y recursos didácticos para transmitir a las nuevas generaciones los conocimientos históricos y técnicos del pasillo nacional. “Voy a realizar varios seminarios en línea, de composición y arreglos del pasillo criollo costeño, dirigidos a todos los músicos interesados, de forma gratuita”.

Afirma que continuará con el concurso de jóvenes compositores del pasillo. “Este fue uno de los proyectos más importantes de la historiadora Jenny Estrada, en el cual aporté con la elaboración de las bases del concurso”, indica.

Continuará con el proyecto de rescate patrimonial, que consiste en la digitalización de las partituras históricas que están custodiadas en el museo. “También tengo el proyecto de generar álbumes de partituras de pasillos y música ecuatoriana en diferentes formatos musicales, con el objetivo de proporcionar material didáctico a la escuela artística académica”, añade el artista. (I)