El sector del libro podría salir fortalecido de la crisis por la pandemia de coronavirus, según dijo a DPA Karin Schmidt-Friderichs, presidenta de la Asociación de Editores y Libreros Alemanes.

"El año 2020 demostró, a pesar de toda su dureza, lo que puede hacer el comercio librero", señaló la representante de los intereses de librerías, editoriales e intermediarios del sector en Alemania.

El libro demostró en esta crisis que es "un acompañante confiable, un consejero competente y un abridor de otros mundos", señaló, revelando que, a pesar de las pérdidas registradas en el primer confinamiento, el sector recuperó poco a poco las caídas en la facturación.

"Claro que esta recuperación del sector ahora está en duda con el segundo confinamiento de este y el próximo año", añadió Schmidt-Friderichs.

Sin embargo, aseguró, no espera el cierre de editoriales, aunque sobre todo para las editoriales pequeñas la situación financiera ya es complicada: "Muchas editoriales fueron previsoras y ahorraron".

Schmidt-Friderichs indicó que el hecho de que el sector hasta ahora haya salido comparativamente bastante bien parado se debe por un lado al apoyo recibido del Estado, por ejemplo con un programa para incentivar la cultura, y por el otro "a la capacidad de este sector de arreglárselas". (I)