La captura de una embarcación sumergible cargada de droga, en las costas ecuatorianas, fue el detonante. Esta noticia de crónica roja de un noticiario despertó el interés del ecuatoriano Alfredo León León (Mono con gallinas), quien ahora presenta su segundo largometraje Sumergible, una producción que muestra parte de la realidad y dureza a la que están expuestos quienes están cerca o se involucran en el narcotráfico.

“Yo por primera vez en mi vida había escuchado sobre este tema y fue algo que me golpeó en la cabeza, empecé a investigar y cuando vi que había una historia que me interesa, en la que quiero meterme fue cuando me pregunté: ¿y quiénes son las personas que los tripulan y terminan haciendo estos viajes tan peligrosos?”, indica León.

Relatar una historia y los conflictos de cada personaje dentro de la trama fue el atractivo que lo llevó a desarrollar también el guion de esta película que en Ecuador será distribuida por la productora ecuatoriana Touché Films (Enchufetv).

“Lo que más me intrigó para hacer esta película es que son personas conocedoras del mar, pero no son narcotraficantes, y creo que eso es lo interesante de Sumergible, que no es una historia sobre narcotraficantes, es una historia sobre personas que por distintas circunstancias están metidas”, agrega León.

Publicidad

El cineasta Sebastián Cordero también es parte de este thriller, pero como productor, luego de revisar varias versiones del guion.

“Algo que sí me llama la atención de este subgénero que es el cine de narcos, porque está dentro del thriller, del suspenso, de acción en algunos casos, y hablando con un colega colombiano hablábamos de cómo este cine de narcos estaba tomando, de cierta forma, el lugar que tenía antes el western”, que contaba cómo sobrevive la gente en tierra de nadie, cuando las reglas se pierden y esas mismas características se encuentran en estas historias de narco”, indica.

Rodaje y elenco

La mayoría de las escenas del largometraje, que se rodó entre septiembre y octubre del 2017, sucedieron en una escenografía armada en un estudio de Quito, donde se recreó el interior del sumergible, mientras que las escenas en exterior se dieron en las costas ecuatorianas.

“Esta es la oportunidad de contar una historia con ciertas características, desde la claustrofobia, el encierro, de personas que no pueden salir, entonces los problemas reales afloran entre los conflictos que tienen los personajes entre ellos cuando hay un enemigo más grande afuera”, menciona Cordero sobre Sumergible.

Publicidad

Si bien en la trama hay más de dos personas en la embarcación, situación que no siempre sucede en la realidad según indica León, él se tomó una licencia creativa para incluir el conflicto de la trata de personas que se desarrolla de manera paralela.

“ Esta película está armada de tal manera que estás en un espacio reducido, tienes cuatro personajes que cada uno tira para su lado, con sus propios intereses, pero que de alguna forma cada uno está tratando de sobrevivir”, dice Cordero.

Sumergible, desde su concepción e investigación tomó desde el 2014 hasta el 2017, cuando comenzaron las grabaciones. El filme es protagonizado por los actores colombianos José Restrepo (Malcriados), Natalia Reyes (Terminator), el costarricense Leynar Gómez (El despertar de las hormigas - Narcos) y el ecuatoriano Carlos Valencia (Ratas, ratones y rateros).

Sumergible se estrenó en el Festival de Cine de La Habana. En Ecuador tiene previsto llegar a los cines en el 2021 y de manera simultánea a plataformas digitales. El largometraje es una coproducción de Boom en Cuadro, Carnaval Cine (Ecuador) y Proyección Films (Colombia). (I)