El presidente de Estados Unidos es uno de los mandatarios más activos en Twitter, red social que se ha vuelto el mayor 'micrófono' para exponer sus ideas, comentarios y, a veces, su furia.

En su cuenta ha publicado o ha hecho retuit de publicaciones de dudosa procedencia o con contenido engañoso, e incluso de teorías de conspiración. Algo por lo que ha sido criticado varias veces, ya que en su posición de presidente y por sus 88,9 millones de seguidores (hasta este martes 10 de noviembre de 2020) debería tener más responsabilidad sobre lo que pone en sus redes, según analistas políticos.

Sus mensajes de la última semana han sido en su mayoría notificados por Twitter con avisos junto a sus tuits en los que publica mensajes que ponen en duda la legitimidad de las elecciones e incluso habla de fraude sin mostrar pruebas.

Estas notificaciones de advertencia para los usuarios catalogan sus tuits de tener información con manipulación de datos o son para desinformar.

BALLOT COUNTING ABUSE!

Un tuit de Trump de este martes con una advertencia de Twitter.

Si Trump no fuera el presidente de los Estados Unidos de América, quizá ya no tendría cuenta en esa red social, que la habría suspendido o eliminado. Sin embargo, Twitter no suele suspender las cuentas de usuarios catalogados como "personas de interés".

Aunque de acuerdo con el portal The Verge, cuando se confirme oficialmente su salida de la presidencia, esa inmunidad podría desaparecer.

Habrá que ver qué pasa si Trump decide continuar publicando el mismo contenido cuando ya no sea presidente -luego del 20 de enero de 2021-, pues ya no estaría dentro de la política de la empresa hacia los líderes mundiales y candidatos a cargos públicos, para los que deja a las personas elegir si los sigue o no y no suspender o eliminar sus cuentas.

Qué pasará cuando Trump sea un usuario común tampoco se puede saber porque su influencia en Estados Unidos seguirá presente, al menos, en los próximos meses. (I)