Todavía incrédula, pero su sueño de toda la vida se hizo realidad. Es la reina de Guayaquil 2020. “Ahora que me levanté, y dije: ‘soy la reina, no puede ser’. Es que ni siquiera me lo creo, porque en serio es algo que he querido toda la vida y ahora haberlo logrado es como que ¡wao!, sí puedes hacerlo”, dijo Navila Dieb Bergher, quien el domingo 4 de octubre se llevó el título de este año, de entre diez participantes.

Dieb tiene cinco hermanos, David, Farid, Jair, Danna y Rafaela, es egresada como comunicadora social con mención en relaciones públicas y ahora se suma una nueva responsabilidad. Antes de la pandemia se había independizado y trabajaba como modelo.

Aunque sus padres son separados, tienen una excelente relación con ambos, creció con su madre, por lo que durante cinco años vivió en la provincia de El Oro y lo demás en Guayaquil, pero su padre nunca le ha faltado. "Yo me llevo muy bien con mi papá... En mi caso no crecí con mi papá, porque se separaron desde que era muy chiquita, pero yo siempre lo he sentido porque él siempre ha estado allí conmigo. Él dice que yo soy su reina. Me decía: 'Navila no puedo ni dormir por qué me haces esto...'", aseguró la joven de 22 años, quien contó que en cada salida al escenario se entregaba totalmente.

Tras ser electa su familia celebró este triunfo, algunos desde casa y otros desde los exteriores de donde se realizó la gala, TC Televisión, quienes estuvieron adentro fueron su padre y madre, ambos guayaquileños.

Publicidad

A los festejos a través de mensajes fueron las mujeres con las que trabajó en el proyecto ‘Superarte’ y realizaron uno de los vestidos que lució en la ceremonia. "Un tío que es como mi papá, él estaba de viaje, y ha estado viendo en un teléfono chiquito el certamen", dijo, y añadió que acciones como estas le llenan de emoción y orgullo, "saber que están disfrutando por ti y que se sientan felices con tu logro es increíble".

La organización dará seguimiento a las 120 mujeres de todos los emprendimientos. Sin embargo, su plan es que Superarte no solo capacite a las diez mujeres que hacen parte sino que se extienda. “Expandiendo las artes manuales ya no simplemente decoración para el hogar y eventos especiales sino también para que aprendan a tejer, coser, pintar, todo lo que conlleva las artes manuales”, aseguró.

"Transformamos vidas, transformamos 120 personas y les vamos a dar seguimiento porque es diferente este reinado. Para este bicentenario desde la candidatura empezamos a ayudar a la gente...", dijo.

De acuerdo con Dieb, la organización "Reina de Guayaquil buscó una líder y eso fue lo que todas implementamos en nuestros proyectos, porque cada proyectos de mis compañeras candidatas fue increíble, yo veía sus emprendimientos y me decía: 'todo eso podemos lograrlo en una situación tan difícil', fue un reto", afirmó.

El 9 de octubre será el bicentenario de independencia de la ciudad, esta fecha coincide con su cumpleaños, el 23. "Guayaquil celebra su Bicentenario el 9 de octubre y yo me dije: 'voy a ser una excelente reina, voy a cumplir los 23 años con Guayaquil y su Bicentenario'", sostuvo.

Recientemente tomó un gran significado que su cumpleaños y la independencia del Puerto Principal coincidan. "Yo antes me quejaba, cuando era chiquita, yo decía: '¡ay! Diosito por qué me hiciste nacer este día siempre es feriado', nunca pude ir al colegio con mis amigos para que me canten... pero ahora, lo que es la vida", afirmó.

Publicidad

Se emociona al hablar de Guayaquil y más por todo lo que vivió durante los meses más duros de la pandemia. “Guayaquil crece todos los días de manera radical y muy linda. Empieza la pandemia, pasamos muchas dificultades, pero todo el mundo se supo levantar, entonces para mí hablar de Guayaquil me nace del corazón, solo orgullo, gratitud, felicidad, responsabilidad, porque somos una ciudad en realidad que siempre es repercusiva y busca la manera de salir de adelante. Justo en el año del Bicentenario nos pasa esto de la pandemia... Después fue ejemplo para muchos países (de cómo lo fue superando)”, dijo.

Su llegada a la candidatura

Su camino para llegar hasta este momento fue un poco curioso, la cuarentena la estaba pasando con su mamá en El Guabo, en El Oro, de pronto vio que la página web de la Organización Reina de Guayaquil subió una imagen, en la cual anunciaba que buscaba voluntarias para ayudar durante la pandemia y se sumó.

Dejó El Oro a inicios de julio, con la excusa de que había conseguido un trabajo, retornó al Puerto Principal. No comentó sobre lo que ocurría en realidad a su progenitora, ya que su madre temía que se contagiara de COVID-19, más no porque no la permitiera ingresar al voluntariado.

Conforme fue pasando el tiempo fue adentrándose más al proyecto, tras una selección, quedó entre las 10 concursantes y en ese momento comunicó a sus parientes, previamente no había contado de su participación, porque en un inicio por la pandemia le comentaban que tal vez lo iban a suspender o que sería solamente virtual, por supuesto hubo cambios en esta edición, porque hubo que respetar los protocolos de bioseguridad, pero al fin y al cabo se realizó.

"Todo mundo me decía: 'qué, te inscribiste este año y cómo va ser'. La gente pensaba que iba a ser online, por likes. Me decían: Navila cómo te vas a meter este año', todo el mundo me decía que este año no iba a ver reinado, por eso yo digo, yo sentí que tenía hacerlo", contó ahora como una forma de anécdota.

Con varias bandas

Dieb además de llevar el título de reina también recibió la banda de Miss Fotogenia, Miss Cielo, Laser Care y Mejor Piel y fue la primera finalista de entre las cinco, porque fue elegida por el público con votos a través de las redes sociales, medios por el que realizó una campaña dada la aceptación que notó en cada mensaje que llegaba de sus seguidores.

“Cuando dijeron la primera finalista por el público es Navila, yo decía: ‘no puede ser, estoy a un paso, Diosito tienes que ayudarme, porque en serio no puedo creerlo’”, comentó, y agregó que “en el camerino no veía a nadie. Solo escuchaba: 'Navila ven a cambiarte' y yo iba, parecía robot... Cada que salía al escenario decía: ‘Diosito estoy en tus manos, ayúdame por favor a hacerlo perfecto’”.

Redes sociales

Es consciente de que las redes sociales tienen un lado negativo, por lo que sugiere que, principalmente los niños, deben ser controlados por los padres o tutores. "Creo que los niños están expuestos a las redes sociales", afirmó.

Asimismo, indicó que sabe que recibirá críticas, las positivas y por supuesto las negativas. “Yo siempre supe que iba a estar expuesta a críticas, ya sean constructivas, porque yo no iba ser la favorita de todo el mundo, entonces en realidad nunca me enfoqué en eso, nunca vi los comentarios de la gente que no me apoyaba, de la gente que estaba a favor de otra candidata, porque era normal...”, señaló.

Sus sueños no paran con el haber sido elegida reina de la ciudad, su meta es ya graduarse en la universidad. Su anhelo también es convertirse en actriz e ir a Telemundo, para lo cual también se preparará, su objetivo será proyectarse en el país y posteriormente en el extranjero. Tampoco descarta participar en el certamen Miss Ecuador.

Sus apellidos, Dieb (paterno) es de ascendencia libanesa, mientras que Bergher (materno) alemana. (I)