A través de su labor comunicacional pretende dar voz a sus "hermanos" latinoamericanos, en especial a aquellos que están en una incansable búsqueda de respuestas o justicia. Desde el 2019, el periodista ecuatoriano Sebastián Carrillo pertenece a la cadena televisiva Univisión 32, en Estados Unidos, una experiencia que incluso lo ha sorprendido con una nominación a los Emmy.

El programa especial Elizabeth Laguna Salgado: un caso sin resolver, del que fue productor ejecutivo, conforma la lista de nominados en la categoría programas especiales relacionados con crimen, de los Rocky Mountain Emmy Awards.

El comunicador proveniente de Quito, cuenta que el audiovisual fue producido a principios de este año, demandándoles dos meses de trabajo. Menciona que la culminación del programa se consiguió en medio de la pandemia, un reto que, junto a su equipo de trabajo, supo asumir.

Publicidad

Pues algunas entrevistas presenciales tuvieron que ser reemplazadas por entrevistas por videollamadas. "Tuvimos que buscar métodos, mecanismos alternos para que el producto salga con la misma calidad con la que habíamos soñado desde un inicio", afirma.

El programa de 24 minutos revive el extraño caso de Elizabeth Laguna, una joven mexicana que luego de instalarse en Provo, Utah (Estados Unidos) en el 2015 para estudiar inglés, desaparece sin dejar rastro alguno.

Tras años de operativos de búsqueda, en mayo del 2018 oficiales de la policía anunciaron el hallazgo de su cuerpo en un cañón cercano a la ciudad en la que residía. Este 2020 se cumplieron cinco años de su desaparición, y de no tener respuestas claras ni conocer al autor de su presunto asesinato.

Publicidad

Fue justamente por motivo del aniversario, que Carrillo y sus compañeros decidieron hacer este especial periodístico.

"Es complicado porque no hay muchos elementos nuevos de los que ya se conocían y por supuesto es un caso abierto, todavía en investigación...", señala el profesional de 33 años.

Publicidad

"Yo creo que allí está nuestro reto, como periodistas, como comunicadores de al menos poner estos temas sobre la mesa. De ponerlos de nuevo en la opinión pública, para que autoridades y comunidad no descansen en la búsqueda y que sea un caso que se mantenga activo, latente", añade.

Es por eso que Carrillo resalta que lo más importante de la reciente nominación es alcanzar la justicia para este caso. "Deseamos la estatuilla,¡pero soñamos con la justicia que merece su familia!".

La ceremonia de premiación está prevista para el 19 de septiembre, le apena -confiesa- no poder asistir de manera presenciar, pues este año será de manera virtual. Sin embargo, estará atento de la gala desde su hogar, junto a su esposa.

El galardón reconoce a lo más destacado de la televisión estadounidense.

Publicidad

Un trabajo en equipo

Otros de los puntos que destaca, es el compromiso que presenció de cada uno de sus colegas. "Fue muy interesante el desarrollo del programa especial, porque lo hacíamos con gusto, con pasión y era un grupo de amigos trabajando en función de algo que creíamos, de que estábamos buscando justicia para este caso", menciona.

"Me deja una sensación muy bonita porque cada uno aportó con su talento, cada uno aportó con su experiencia", agrega, quien además trabajó en el guion del audiovisual, además de colaborar en la edición y cámara.

Cómo llega a Univisión

-- -- Muchas veces las condiciones climáticas no serán favorables pero estaremos presentes en donde se requiera transmitir la información. pic.twitter.com/bagWCiEPyu

El ecuatoriano comenta que anteriormente colaboró con algunos medios de comunicación del país, produciendo algunos programas para Gama Tv, Teleamazonas, Ecuador Tv y Ecuavisa.

En el 2018 su esposa tenía que viajar a Estados Unidos por motivos relacionados a su crecimiento profesional, Carrillo no dudó en acompañarla. "Yo quería que ella esté bien y feliz. Yo confiaba acoplarme a cualquier ciudad en la que ella tuviese que continuar su preparación", expresa. Primero vivieron en Miami y luego se trasladaron a la ciudad de Salt Lake.

Cuenta que a Univisión 32 llegó de manera curiosa. Estando en Salt Lake y en la necesidad de vincularse a una cadena televisiva, tuvo una iniciativa.

"Una noche que no podía dormir envié un correo electrónico a la estación de Univisión y en menos de 12 horas me llamaron", se trataba del director de noticia, quien se había interesado en su perfil. "Al cabo de una semana ya estaba trabajando con Univisión", dice.

"Uno siempre tiene que pensar con positivismo, hacer las cosas con buena energía. Esos riesgos y esa audacia tiene su recompensa", reflexiona.

Define como interesante el desenvolverse como periodista en Estados Unidos, donde debe combinar el español con el inglés.

"La experiencia que más rescato de trabajar en esta estación de televisión es que me permite mantenerme en contacto con mi comunidad latinoamericana y al servicio de ellos. Y poderles informar en su propia lengua es la experiencia más linda", subraya. (I)