Después de la Segunda Guerra Mundial, un grupo de aspirantes a actores y cineastas harán de todo por cumplir sus sueños en la industria del espectáculo. Parece que esta historia en que se basa la serie Hollywood, creada por Ryan Murphy, ha cumplido más que las expectativas reales de David Corenswet, pero esta vez sin las luces ni el glamur ni el brillo de la meca del cine, pero sí de muchísimos elogios de la crítica y de la sorpresa de millones de ‘netflixteros’ en cuarentena, que han visto en el joven de ojazos azules a un actor con mucha madera.

Su personaje es Jack Costello, un veterano de guerra que, en su desesperación por ser actor y conseguir dinero en un Hollywood ficcionado, consigue trabajo, al inicio a regañadientes, en una gasolinera, un sitio donde clandestinamente los trabajadores bombean más que gasolina.

David Corenswet interpreta a Jack Costello en la serie 'Hollywood'.

Según Corenswet, quien también es productor de la serie, Jack se basa en las experiencias de Marlon Brando, James Dean y Montgomery Clift. Vale recordar que estos actores acuñaron un nuevo tipo de masculinidad en la pantalla grande convirtiéndose en prototipos de jóvenes rebeldes de Hollywood que ayudaron a revolucionar los personajes que brillaban en ese entonces. "Pero Murphy nunca me dijo que el personaje estaba basado en alguien en particular, pero sí se esperaba que fuera un tipo duro y genial”.

Pero Murphy nunca me dijo que el personaje estaba basado en alguien en particular, pero sí se esperaba que fuera un tipo duro y genial”.

Fue justamente ese retroceso en el tiempo lo que mantuvo interesado a Corenswet en el entonces proyecto. Habiendo crecido fuera de Filadelfia como fanático de películas como Singin ‘In The Rain y otras de la época protagonizada por Fred Astaire, Ginger Rogers y Gene Kelly, ha dicho que parte de ese espíritu ya está en su “modo predeterminado”. Así que durante la filmación de Hollywood, decidió mantener el interruptor encendido a tiempo completo y vivir toda su vida al estilo de los años cuarenta.

Publicidad

David Corenswet en una de sus fotos de Instagram.

Para su papel, Corenswet creyó necesario leer el libro de Scotty Bowers, Full Service: My Adventures in Hollywood y Secret Sex Live of the Stars, pero este aportó poco o nada para su personaje. Se suponía que Jack era un recién llegado, serio e ingenuo a ese mundo extraño.

Corenswet actúa desde los 9 años. Lo hizo junto con John Corenswet, su padre, quien falleció el año pasado. Fue en la obra de teatro All My Sons de Arthur Miller, producida por la Compañía Arden de Filadelfia. En su ciudad natal, siguió actuando en otras obras hasta que se mudó a Nueva York para matricularse en la Juilliard School, obteniendo una licenciatura en teatro. Luego de varios cortos y series de televisión dio su gran salto a Netflix con El político (The Politician).

Me encanta la versión oscura y arenosa de Cavill, pero me encantaría ver que la próxima sea muy brillante y optimista”.

Tiene un gran parecido con el también actor Henry Cavill. De hecho, él mismo lo admite. “Me llamó la atención antes de que Internet se apoderara de mí. Pero sí, mi ambición es definitivamente protagonizar a Superman. Me encanta la versión oscura y arenosa de Cavill, pero me encantaría ver que la próxima sea muy brillante y optimista”, dice Corenswet.

Aprendiendo a volar
Esto podrá sonar algo poético o aleccionador, pero en realidad Corenswet también está tomando lecciones para convertirse en piloto de avión. De hecho, el New York Times hizo una crónica cuando estaba a bordo de un simulador. En ese periódico, el actor reveló que aprendió algo más sobre pilotear mientras cuidaba a su padre, quien murió de cáncer, pues tenía que trasladarse muy a menudo.

Durante sus clases de vuelo. (FOTO NYT)

De momento, David Corenswet hace alarde de su otra afición: sus mascotas. Su página de Instagram está llena de adorables fotos de perros y gatos. “Dios, espero terminar con un perro, uno grande. Tal vez un perro grande para la lucha y un perro del tamaño de un viaje para vuelos largos”, dijo al periódico Suburban Life Philadelphia, cuando se le preguntó cómo imaginaba su futuro. (E)