Han pasado 20 años desde que Joey Montana se vinculó con la música. Dos décadas de esfuerzo, triunfos e inestabilidades, dice el artista panameño. “Me siento bien contento de estar aquí, porque es bien difícil seguir vigente y seguir metiendo canciones y todo eso”.

Su labor no solo se ha limitado a la de intérprete, sino ha ido expandiéndose a otros territorios como la de compositor, un campo que –asegura– ha sido muy fructífero y reconfortante en su carrera.

“Como compositor me fue muy bien este año que pasó, compuse La minifalda y me la grabó Greecy con Juanes, acaba de salir Manuela, que es una canción con Farina y Charlin; vienen un par de temas para la calle con dos artistas grandes y estoy trabajando en mi disco”, cuenta Montana, quien agrega que mensualmente lanzará sencillos para sus seguidores.

El panameño, quien está en constante preparación (acaba de ser parte de un campamento de composición con otros productores), está también muy enfocado en la promoción de sus artistas a través de su sello discográfico.

Además está trabajando en dos proyectos: la incursión como compositor en el género regional mexicano y en el ingreso al mercado brasileño con temas en portugués.

La Fiesta de todos

Este febrero será diferente para Joey Montana, pues pasará los carnavales en Ecuador. “Todos mis carnavales usualmente yo los hago en Bolivia y Panamá y es la primera vez que lo hago acá, así que tengo esa inquietud, porque en Panamá son unas locuras”, contó uno de los invitados a la Fiesta de todos, una serie de presentaciones –organizadas por Cervecería Nacional– en diferentes ciudades.

Además de sus éxitos como Picky, Suena el dembow o La melodía, el cantante emocionará a sus fanáticos con sus últimas composiciones. “Estoy supercontento de reencontrarme con todos esos fanáticos... y aquí igual me quieren mucho y tú sientes esa energía de la gente”, dice Montana que prevé estar en Riobamba, el 15 de febrero; en Playas, el 22; y en Cuenca, el 29 de este mes. (E)