María de los Ángeles Suárez es la guayaquileña que a partir de ahora porta la corona de Reina de Guayaquil. La comunicadora social, de 22 años, comparte de ella y hacia dónde estará encaminada su obra social.

¿Cómo ha sido el primer día como Reina de Guayaquil?

Ha estado lleno de emoción... sabía el trabajo que venía, pero no pensé que iba a pasar en horas de ser electa. Estoy ansiosa por empezar a trabajar, siento estar rodeada de un gran equipo que me apoya. Esto es algo inexplicable, todavía no me lo creo. La corona pesa un poco, pero creo que es por la responsabilidad que significa ser Reina de Guayaquil (ríe).

¿Soñaste con esto un día?

Publicidad

Reina de Guayaquil fue un sueño casi de toda mi vida. A los 7 años para mí ser reina era lo más lindo que una niña podía cumplir, pero obviamente pensando nada más que en la corona y la banda. Fui creciendo y mantuve este sueño, y veía que era más que imagen y fotos. Entendí que realmente es un trabajo social lo que se hace y estoy muy orgullosa de pertenecer a esta organización que se preocupa por su ciudad. Estoy viviendo mis sueños.

¿Qué necesita saber Guayaquil de su nueva reina?

Yo les diría que soy una reina que quiere trabajar, que quiere dejar un legado y aportar a las mujeres guayaquileñas. Incluso mi primer proyecto trabajará con las madres de familia del Centro de Arte Integral. Siempre voy a estar dispuesta a ayudar en cualquier situación que necesiten. Siempre voy a estar predispuesta, con la mejor sonrisa o con todo el amor que tengo por entregar a los niños, jóvenes y adultos, absolutamente a todas las personas de mi Guayaquil.

El lema de vida de María de los Ángeles Suárez.

Mi lema siempre ha sido el mismo –Sueña tu vida hasta que con esfuerzo y perseverancia te des cuenta de que estás viviendo tus sueños–.

¿Una reina es más que belleza?

Publicidad

Para mí una reina es sinónimo de mujer y la mujer es más allá que belleza, más allá que una imagen o una cara bonita. Las mujeres hemos demostrado que podemos hacer varias actividades a la vez y siempre culminarlas de la mejor manera. Uno de los grandes ejemplos para mí es que Guayaquil hace unos meses decidió ser liderado por una mujer (alcaldesa Cynthia Viteri), sin duda eso va a cambiar la historia de nuestro país.

Tu respuesta sobre la educación sexual a niños fue admirada por muchos de los presentes en el certamen.

Sí, es que realmente considero que los niños deben tener una educación en las escuelas, pero sobre todo en su hogar, donde nacen todos los valores para que ellos crezcan en una sociedad digna como ellos lo merecen.

Como un ‘ser de luz’ te define tu familia, y la alegría de tu mamá dejó demostrado su apoyo. ¿Qué piensas?

Mi mamá siempre ha sido mi apoyo, ella siempre me ha enseñado que uno puede soñar en grande. Este triunfo es para ella. (E)