Una vez más el ecuatoriano Marlon Chito Vera demostró su clase, con derroche de garra y coraje, para imponerse la noche de este sábado a Dominick Cruz, en la pelea estelar del evento UFC que se desarrolló en San Diego, California.

Ovacionado y con un ensordecedor aplauso, así abandonó el tricolor el escenario del Pechanga Arena, que fue testigo de su nueva proeza.

“Dominick baja su cabeza hacia su derecha para amagar y Chito lo conecta con una patada de izquierda que manda al estadounidense a la lona; el ecuatoriano se abalanza para finalizar el asunto hasta que el juez detiene el combate”, así detalló la web oficial de la UFC la acción con la que Chito se impuso por la vía del nocaut a su oponente.

“¡Ecuador, vamos a ser campeones del mundo, no vamos a parar!”, expresó el manabita ante los miles de aficionados que fueron testigos de su combate.

Publicidad

Ya más calmado y tras la euforia de su victoria, el combatiente se mostró feliz por el logro obtenido, que lo dedicó al país y su familia.

“Me siento bien, contento y realmente estoy muy feliz y aprecio mucho lo que pasó. Esto es una señal más de que el trabajo duro paga y que cuando uno se lo propone consigue los objetivos”, expresó Vera en rueda de prensa posterior a su pelea.

“Me motivó mucho tener todas las banderas (de Ecuador) ahí en el Arena, esto es algo increíble que no puedo describir, pero que en mi corazón lo puedo sentir”, añadió Chito.

Al ser consultado sobre su sentir por el buen momento que pasa en su carrera, el ecuatoriano insistió en que todo se debe al trabajo que realiza día a día.

“Se siente bien, gratificante, ver que todo lo que he hecho no ha sido en vano. Los altos y los bajos en mi vida me han traído hasta acá”, concluyó Vera. (D)