La leyenda estadounidense del skateboard Tony Hawk ofreció, a sus 53 años, una pequeña exhibición en el skatepark de los Juegos Olímpicos, el pasado miércoles en Tokio.

Comentarista para el canal de la televisión estadounidense NBC, el skater californiano probó, al margen del entrenamiento de los equipos de Estados Unidos y Japón, el bowl donde se disputará esta prueba en su estreno en el programa olímpico.

Hawk publicó un video con esta escena en sus redes sociales, acompañándolo con un mensaje sobre el debut de esta disciplina en unos Juegos, una de las cinco que se incluyen en el programa de Tokio 2020, junto al surf, la escalada, el karate y el béisbol/sóftbal.

“Como niño que fue fustigado por su interés por el skateboard, jamás pude pensar que estaría una vez en unos Juegos”, admitió Hawk.

“Es surrealista estar ahora en Tokio y ser testigo de esta importante etapa. Sé, a fin de cuentas, que contribuirá a reforzar la plaza del skateboard a nivel internacional, mostrando nuestra pasión a un público que, hasta ahora, no la conocía o simplemente rechazaba interesarse”, añadió.

Tony Hawk está considerado como uno de los pioneros del skate. Es conocido por haber sido el primero en haber logrado hacer un 900 (dos giros y medio en el aire) en 1999. Inventó numerosas figuras y dio nombre a una famosa serie de videojuegos.

Ganador en 10 ocasiones en los míticos X Games, volvió a la célebre competición recientemente, después de estar ausente desde 2003 y a sus 53 años logró la cuarta plaza en las pruebas de rampa o medio tubo. (D)