La reacción de Steve Kerr, entrenador de los Golden State Warriors, por el tiroteo en Texas se hizo viral en las redes sociales. El estratega no quiso responder a ninguna pregunta en la rueda de prensa que ofreció luego del partido contra Dallas Mavericks, en la final de la Conferencia Este de la NBA.

Este martes 24 de mayo, en Texas se registró una nueva matanza. Un joven de 18 años asesinó a 21 personas, de las cuales 19 eran niños de entre 8 y 11 años, en la Escuela Primaria Robb en Uvalde.

Salvador Ramos: El joven de origen hispano autor del sangriento tiroteo en la escuela de Uvalde en Texas que sufrió acoso escolar por tartamudear y cecear

Steve Kerr, entrenador de los Warriors, explota contra el tiroteo en Texas

Kerr, quien se ha mostrado siempre partidario de endurecer las leyes sobre la posesión de armas en los Estados Unidos, explotó en la conferencia de prensa, escribió El País.

“Cualquier pregunta de baloncesto no importa. En los últimos 10 días, hemos tenido a ancianos negros asesinados en un supermercado en Buffalo, hemos tenido a asiáticos que asisten a la iglesia asesinados en el sur de California, y ahora tenemos a niños asesinados en la escuela. ¿Cuándo vamos a hacer algo? Basta ya. Estoy cansado de venir aquí y dar condolencias a las familias devastadas”, dijo Kerr.

Publicidad

El entrenador se mostró conmovido y recordó que su padre, Malcom Kerr, un profesor de historia árabe, perdió la vida en un atentado el 18 de enero de 1984. Dos miembros de un grupo radical islámico le dispararon dos tiros en la cabeza cuando trabajaba como rector en la Universidad Americana de Beirut.

“Estoy harto, no podemos ignorar esto”

Steve Kerr siguió diciendo en la conferencia que: “Estamos siendo rehenes de 50 senadores en Washington que se niegan a someterlo a votación (una ley para el mayor control de las armas), a pesar de lo que el ciudadano estadounidense quiere. Ellos no lo votarán porque quieren aferrarse a su poder. Y les pregunto: ¿Van a poner nuestro propio deseo de poner por delante la vida de niños, ancianos y feligreses? Porque eso es lo que parece. Es lo que hacen todas las semanas”.

Continuó diciendo su molestia ante la situación que se vive en su país. “Estoy harto, no podemos ignorar esto y decir que haremos un minuto de silencio, que vamos a jugar al baloncesto mientras 50 senadores en Washington nos tienen como rehenes. ¿Se dan cuenta de que el 90% de los estadounidenses, independientemente del partido político, quieren más controles de antecedentes para comprar armas? ¡El 90% de nosotros! Es patético. Ya he tenido suficiente”.

Luego de ofrecer un discurso emotivo y radical, casi llorando, Kerr se marchó de la sala y solo se escuchó el murmureo de los periodistas presentes, quienes quedaron todos sorprendidos con la actitud y lo conmovido que estaba el entrenador por el tiroteo en Texas. (I)

Te recomendamos estas noticias